Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La carga del impuesto de las hipotecas al banco, en el aire

El Tribunal Supremo dice ahora que estudiará, en un pleno que celebrará en breve, si aplica esta sentencia. Hasta entonces serán el cliente el que correrá con los gastos

EFE

Whatsapp

El Tribunal Supremo revisará si continúa aplicando su criterio, conocido el jueves, de avalar el pago por parte de la banca del impuesto de actos jurídicos documentados vinculados a una hipoteca, por lo que ha acordado paralizar con carácter urgente todos los recursos planteados al respecto.

En una nota informativa del presidente de la sala tercera del alto tribunal, Luis María Díez-Picazo, dicha decisión se ha adoptado teniendo en cuenta el «giro radical» en la jurisprudencia y en la «enorme repercusión económica y social» de un fallo que achacaba este gravamen a las entidades por ser las interesadas en la operación. Según fuentes jurídicas, la paralización no implica la suspensión de la reciente doctrina, que continuará siendo la vigente hasta que el pleno, compuesto por 31 jueces, se reúna.

De dicho encuentro, previsto para los próximos días, dependerá la futura resolución del resto de recursos de casación. En su reciente sentencia, los magistrados de la sala de lo Contencioso-Administrativo acordaban atribuir el pago del gravamen a los bancos y no al cliente, ya que son los interesados en disponer de la acción ejecutiva y privilegiada que deriva de la hipoteca.

De este modo modificaba su jurisprudencia anterior, según la cual era el usuario o consumidor quien debía hacer frente a este impuesto, que para una hipoteca media de 150.000 euros conllevaría un importe próximo a 1.500 euros. Sin embargo, el cambio no dispuso de la unanimidad de la sala al contar con el voto particular del magistrado Dimitry Berberoff.

Carácter retroactivo

Si bien aún se desconoce si la sentencia se aplica con carácter totalmente retroactivo desde la entrada en vigor del real decreto que implantaba los actos jurídicos documentados, en 1995, las nuevas reglas hipotecarias podrían suponer un gran impacto para los bancos, que sólo entre julio de 2014 y el mismo mes de este año participaron en cerca de 1,5 millones de préstamos hipotecarios para la compra de todo tipo de fincas.

La banca frena se sangría en bolsa tras la tregua del Supremo

La tregua a la banca anunciada ayer por el Tribunal Supremo, que estudiará si consolida el reciente cambio de las reglas y obliga de forma generalizada a las entidades a cargar con el impuesto de actos jurídicos documentados en hipotecas, ha frenado la sangría en Bolsa del sector.

Después de que la capitalización de los bancos se redujera en más de 5.500 millones el jueves y tras una mañana de marcado signo negativo, el anuncio del alto tribunal dio  ciertas alas a los bancos, aunque no recuperaron  ni 350 millones de capitalización.

Lo que parece claro es que los inversores reaccionaron de forma positiva al comunicado del Supremo, que dada la «enorme repercusión económica y social», ha paralizado los recursos en la materia hasta ver si finalmente confirma el criterio publicado el jueves.

Si bien en la sentencia corregía su propia doctrina al considerar que es el prestamista el que tiene interés en inscribir la operación, no delimita el alcance temporal del fallo, lo que podría llevar a los bancos a solicitar que la sala aclare si concede o no la retroactividad de esta obligación.

Una obligación de la que, según el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), deberá responder en primera instancia Hacienda, a la que deberán dirigirse quienes suscribieran una hipoteca, al menos, en los últimos cuatro años, y abonaran este impuesto de forma indebida. En opinión de los expertos, este tipo de reclamaciones «nada tiene que ver» con la de otros gastos, por lo que no deben plantearse ante la banca sino ante la correspondiente Administración tributaria autonómica.

Temas

Comentarios

Lea También