La ciberseguridad empresarial tiene sede en Tarragona

La consultoría ha abierto su delegación catalana en el Moll de Lleida para ofrecer sus servicios a cualquier firma del territorio

JORDI CABRÉ

Whatsapp
Joan Bergadà, director de Seguridad Corporativa de Global Technology/EON.

Joan Bergadà, director de Seguridad Corporativa de Global Technology/EON.

Joan Bergadà ha dado el salto a la empresa privada. Tras 25 años de funcionario público en el ámbito de la seguridad pública, primero en el cuerpo de Mossos d’Esquadra, luego en la Policía Local de Cambrils y finalmente en la Autoritat Portuària de Tarragona, este reusense ha empezado 2021 una nueva etapa.

Desde enero, en unas oficinas del Moll de Lleida del Port Tarragona, Bergadà ostenta el cargo de director de Seguridad Corporativa de Global Technology/EON, una firma de seguridad de ámbito español que ha activado su base catalana en Tarragona.

De hecho, Global Technology/EON son dos compañías del mismo grupo empresarial. La primera, Global Technology, orienta sus servicios a la seguridad Corporativa, ciberseguridad e Inteligencia empresarial. La segunda, EON Transformación, se dedica principalmente a la transformación digital para empresas.

Bergadà trabajó con la compañía en 2013 cuando la empresa con matriz en Alcalá de Henares (y que tiene una segunda sede en Zaragoza) aterrizó en la ciudad para hacer una auditoria de protección en el Port. Él estaba en la policía portuaria por aquel entonces. Los resultados de la compañía dejaron huella y aquel informe dio paso a un premio a nivel estatal de que el Port de Tarragona tenía «el mejor sistema de seguridad implantado».

La relación entre la compañía y Joan Bergadà fue más allá de una colaboración puntual. «Un buen día el director general, Enrique Polanco Abarca, me propuso participar activamente en el proyecto de expansión de la compañía. Era una nueva oportunidad de evolución y aprendizaje dentro de mi carrera y acepte», explica.

Las vulnerabilidades

Global Technology/EON busca en Tarragona afianzar su mercado en el ámbito empresarial ofreciendo sus productos, tanto en seguridad corporativa como en el mundo digital. El catálogo de servicios está enfocado al tejido empresarial. Auditorias de seguridad físicas/lógicas, consultorías, organización de la seguridad, formación, transformación digital, realización de evaluaciones y planes, proyectos, etc. Bergadà explica que «nuestro público objetivo no se concentra en un sector concreto como podría ser el industrial. Estamos abiertos a todo tipo de empresas del ámbito sanitario, financiero, logístico, cultural, tecnológico, etc».

La ciberseguridad

Una de las especialidades de Global Technology/EON es la lucha contra los ataques informáticos. «Hemos pasado a consumir contenidos digitales, a hacer la compra en internet, a organizar nuestros viajes, a teletrabajar e incluso las relaciones personales se fomentan en redes sociales. En ese contexto, los ciberdelincuentes centran sus actividades en esa cantidad de información», dice Bergadà.

Hoy en día, el ataque más extendido es el ransomware utilizando el correo electrónico. Es un tipo de software malicioso que, si se instala en un dispositivo, cifra el contenido de este, haciendo imposible acceder a su contenido. El nombre de ransomware viene porque los ciberdelincuentes exigen un rescate (ransom) por descifrar el contenido del dispositivo y devolvérselo a su legítimo propietario.

Los ataques en la red deben comunicarse. Lo ordena el Reglamento de Protección de Datos 

En ocasiones, para tapar una crisis reputacional por haber sufrido un ciberataque, algunas empresas deciden no hacerlo público (e incluso negociar con los ciberdelincuentes) aunque cada vez es menos frecuente.

Desde la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos en mayo de 2018, existe obligación legal de comunicar, tanto a la autoridad competente como a los propios afectados, cualquier brecha de seguridad.

En Tarragona, como en cualquier otro punto que se lleve a cabo una importante actividad social y empresarial, se está expuesto a los riesgos. Por ello, en este complejo escenario, la tecnología ha irrumpido en el ámbito de la seguridad para suplir la escasez de recursos humanos y mejorar la eficacia y la eficiencia de los sistemas de seguridad. Y en este aspecto clave es donde la consultoría española puede «ayudar» con su experiencia.

Temas

Comentarios

Lea También