Más de Economía

La hostelería, tocada de muerte

Los restaurantes facturan un 70% menos que en 2019

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
El año pasado se perdieron 300.000 empleos en el sector en comparación con los que había en 2019.FOTO:  EFE

El año pasado se perdieron 300.000 empleos en el sector en comparación con los que había en 2019.FOTO: EFE

La hostelería no levanta cabeza. Con la vista puesta en el verano, los hosteleros están viviendo un año para olvidar. En algunas comunidades, por el cierre total por las restricciones sanitarias, y, en las más laxas como Madrid, por el desplome del consumo que se arrastra desde hace meses. En Semana Santa, cuando el sector estaba acostumbrado a hacer caja, la caída de las ventas a nivel nacional alcanzó el 70% respecto a las cifras de 2019, antes de la pandemia, según los datos de Hostelería de España, la patronal del sector.

El caso de Madrid es bastante mejor para los hosteleros, ya que la comunidad establece límites de aforos pero los locales pueden estar abiertos durante todo el día, hasta el toque de queda fijado a las 23.00 horas. Sin embargo, la caída de la facturación también ha sido importante, de un 40% menos de ventas respecto a 2019, según las cifras de la patronal.

José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, cree que el modelo por el que ha apostado Madrid es «compatible» con el desarrollo de su actividad económica, lo que supone que sus caídas de la facturación sean menores a las de otras comunidades. Yzuel indica además que lo mismo sucede en el empleo, donde la diferencia de la caída respecto a Catalunya es de cuatro puntos.

Yzuel indica que el año pasado se perdieron 300.000 empleos en el sector respecto a los que había en 2019 y el año se cerró con 364.000 trabajadores en ERTE, casi la mitad del total de los que aún continúan bajo este mecanismo en España.

El primer trimestre ha empeorado la situación, sobre todo en febrero con el auge de la tercera ola, superándose las 450.000 personas del sector de la hostelería acogidas a un ERTE. En marzo aún seguían 374.0000 empleados en esta situación.

Los datos de Randstad no dejan lugar a dudas: la contratación en la hostelería se ha desplomado un 75,4% en España desde el verano. Es decir, desde entonces (techo de la contratación tras la irrupción de la pandemia) se han dejado de firmar más de 176.000 contratados, pasando de los casi 234.000 de julio a los 57.500 actuales. En febrero llegó a marcar el peor registro de todo el año de pandemia.

El informe de Randstad revela además grandes diferencias a nivel autonómico. Con datos comparados con julio, Baleares (-93%), Galicia (-92%) y Cantabria (-88%) son las que registran las mayores caídas de la contratación hostelera. Los descensos menos pronunciados se produjeron en País Vasco (-58%), Canarias (-46%) y la Comunidad de Madrid (-31%).

Por otra parte, los consumidores han vuelto al llamado modelo búnker en la compra de alimentos, por la elevada incertidumbre .Todo el gasto de los consumidores sigue estancado. Las restricciones adoptadas en Semana Santa provocaron que el gasto se redujera casi a la mitad de lo que tenían previsto, según los datos del Observatorio Cetelem, que cifra en 166 euros por persona el gasto de media, un 37% menos que lo estimado en la encuesta de marzo. Un 50% menos que el gasto realizado por los españoles en la Semana Santa anterior a la pandemia, cuando en 2019 se registraron 325 euros por persona. Y solo un 26% de los ciudadanos declara haber ido a algún restaurante en Semana Santa.

Temas

Comentarios

Lea También