Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La rebelión de las máquinas

Han pasado 75 años, pero las tres Leyes de la Robótica ideadas por el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov no sólo siguen vigentes, sino que son la base ética para la programación de cualquier máquina que se diseña 

José María Robles

Whatsapp

Escuela de Empresa es una iniciativa conjunta del MBA de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y Economía & Empresas del Diari de Tarragona para construir un espacio de divulgación de contenidos en materia de coyuntura, gestión, liderazgo y emprendimiento.

En 1942 Isaac Asimov elaboró lo que conocemos hoy en día cómo las tres Leyes de la Robótica:

  • Primera Ley: Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitirá que un ser humano sufra daño.
  • Segunda Ley: Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  • Tercera Ley: Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

Han pasado más de 75 años, y en la actualidad estas leyes no sólo siguen vigentes, sino que son la base ética para la programación de cualquier máquina que se diseña. Históricamente siempre se ha asociado la inteligencia artificial a escenarios apocalípticos, donde el temor de la humanidad a ser exterminada por máquinas sigue siendo una realidad.

No hace falta más que ver una noticia del pasado julio donde Facebook tuvo que apagar literalmente una IA (Inteligencia Artificial) que había desarrollado su propio lenguaje lógico casi imposible de descifrar por sus propios creadores, pero en cambio este lenguaje era mucho más apto y lógico para la tarea que la propia máquina debía desempeñar. Ante el temor de un escenario desconocido (una posible «rebelión»), se decidió apagar la máquina.

En 2025, las máquinas y los robots serán parte cotidiana de nuestra sociedad

Este ejemplo es tan sólo una pequeña muestra de los cambios que nos esperan de aquí al 2025, cuando las máquinas y los robots sean parte cotidiana de nuestra sociedad.

Actualmente vivimos la denominada Cuarta Revolución Industrial, donde las máquinas (hardware y software) son las protagonistas, y decimos «actualmente» porque ya está pasando. Cada vez que navegamos por la red y usamos las aplicaciones dejamos un rastro de hábitos y costumbres (ingesta masiva de datos - Big Data) que nos convierte en un target muy apetecible al mejor postor; si viajas en un Boeing 787 - Dreamliner, los inyectores de los motores están fabricados por impresoras 3D; y si te apetece conocer qué se siente cuando una máquina conduce por ti, sólo tienes que alquilar un Tesla en EEUU y activar el modo Autopilot ON. Repito: está pasando. 

Nuestra obligación como empresarios o miembros de organizaciones es no sólo usar toda la tecnología disponible en la actualidad, sino permanecer «conectados» con las nuevas tendencias tecnológicas del futuro para tomar decisiones que ayuden a mejorar nuestra competitividad en un mundo tan cambiante.

Por ello, a parte de la Robótica y el Big Data, que están ya muy presentes en la actualidad, las tecnologías de las que debemos ser conscientes para su uso en nuestras organizaciones son:

  • Industrial Internet. Las piezas o partes de maquinaria que incluyen conectividad M2M (máquina a máquina) y que permiten a los equipos de fabricación u otros tipos de equipos IoT «hablar entre ellos» para optimizar los procesos de producción. Amazon lo usa en su concepto de Smart Factory.
  • Digital Twin. Como dice su traducción directa, es la réplica digital de activos físicos (máquinas). El objetivo es entender la dinámica de funcionamiento de un dispositivo IoT (modelizar comportamientos) durante todo su ciclo de vida con el objetivo de aplicar ese conocimiento a su «gemelo».
  • Advanced Manufacturing. Desde hace unos años es común ver las impresoras 3D en centros de producción. Actualmente existen impresoras 3D láser para producir piezas complejas que con un proceso de mecanizado es imposible. El mismo Boeing 787 usa impresoras 3D para ciertas partes de su motor.
  • Sistemas cognitivos (Machine Learning). Son sistemas de aprendizaje automático basado en experiencia. El sistema podrá hacer generalizaciones basadas en supuestos casos para luego tomar decisiones de manera automática en base a esas proyecciones.
  • Nanotecnología. Es la rama de la tecnología que trata con dimensiones menores a 100 nanómetros, referida especialmente a la manipulación de átomos individuales y moléculas. Actualmente están en desarrollo las nanopartículas que administren medicamentos de quimioterapia directamente a las células cancerosas.
  • Nuevos Materiales. Los investigadores están desarrollando espumas, revestimientos, metales y otras sustancias de vanguardia para hacer que nuestros hogares, vehículos y dispositivos sean más eficientes en términos de energía y ecológicos.

Temas

Comentarios

Lea También