La salsa de calçots con la receta de la madre

Maria José Invernón ha abierto hace unas semanas en la calle Peixateria de Valls una tienda-obrador para elaborar esta conserva y vender productos artesanales

Alba Tudó

Whatsapp
Maria José Invernon en su tienda. FOTO: Alba Tudó

Maria José Invernon en su tienda. FOTO: Alba Tudó

Maria José Invernón siempe ha querido emprender su propio negocio. «Mà de Morter nació para hacer llegar la salsa de calçots a todo el mundo», dice ilusionada la emprendedora.  Así se hace realidad el sueño que siempre surgía de las largas sobremesas de las calçotades familiares. «A mi madre Maria Josepa siempre le decíamos: ‘¡Maria Josepa, esta salsa está exquisita! ¿Por qué no la vendes?’». 

De hecho, ha abierto la tienda-obrador hace un mes y medio en la calle Peixateria de Valls, en la plaza de l’Oli –punto neurálgico de la ciudad y de la Festa de la Calçotada-. Y es que Valls es el origen de la Calçotada. Maria José ahora ha empezado con la venta on-line. 

«La salsa de calçots la hago de forma artesanal sin conservantes y con productos de proximidad. La receta de mi madre ha sido premiada en distintos concursos de la Festa de la Calçotada y hago exactamente lo que ella haría en casa con su mortero», explica Maria José Invernón. 

«Queremos establecernos a nivel on-line con la salsa de calçots»

El nombre de la marca, como se puede imaginar, es de allí de donde sale la mejor salsa y las picadas para los mejores guisos. «En casa aún tenemos el mortero que utilizaba mi abuela. Si cierro los ojos, aún puedo recordar los olores de su cocina y la recuerdo mortero en mano», afirma Invernón. 

Añade que «guardamos esta pieza como un tesoro, mi madre aún hace la salsa en él, para nosotros tiene un sentido muy especial. Lo que yo no sabía es que un día sería el icono de mi sueño».Acualmente vende dos medidas: el tarro pequeño de 200 gramos, que se vende como aperitivo, y el grande de 300 gramos. La salsa de calçots queda bien con muchos platos como la carne, el pescado, una pizza, habas... «Lo que reivindico es que la salsa la podamos desestacionalizar y no solamente en la temporada de calçotades».

Venta on-line y exportación
«La salsa está trabajada para poder transportarla por toda Europa», asegura. Ya ha tenido los primeros pedidos. Por ejemplo en Navarra, Suecia y Cantabria. En la página web también ofrece el pack Calçotades. Se trata de la salsa de Mà de Morter con los calçots de la Indicació Geogràfica Protegida (IGP) Calçot de Valls. «Ofrecemos así una calçotada 100% de Valls. Salsa y calçots hechos en la ciudad».

Aparte de la salsa de calçots ha querido crear una oleoteca. «Todos los acteites son premium. Ahora contamos con doce productores y tenemos sus mejores aceites de oliva virgen extra», relata la emprenedora.

Uno de los aceites del que tiene todas las variedades y con el que elabora la salsa de calçots es el de la Cooperativa de Valls.

«En las grandes ciudades está de moda regalar aceite de oliva, pedir asesoramiento. Esto es lo que he querido llevar al Camp de Tarragona». En la tienda tiene un apartado destinado a hacer catas de aceite y de salsa de calçots. «Estamos empezando a hacer las primeras».

Uno de los aceites del que tiene todas las variedades y con el que elabora la salsa de calçots es el de la Cooperativa de Valls. «Reivindico que la salsa se haga con aceite de oliva virgen extra. Es más caro pero es la máxima calidad».

Uno de los objetivos de la emprenedora es desarrollar una segunda conserva. «Estamos trabajando en ello. Veremos cuándo podrá salir a la luz». La salsa de calçots la tendrá disponible todo el año.

Su mayor reto lo tiene claro: «Establecernos a nivel on-line con la salsa de calçots», concluye Maria José Invernón.
 

Temas

Comentarios

Lea También