Las pymes miran a Europa

La Comisión Europea ha movilizado un paquete de recursos sin precedentes: ¿Llegarán a las pequeñas y medianas empresas?

Rafael Servent

Whatsapp
Las pymes miran a Europa

Las pymes miran a Europa

Por primera vez en su historia, la Comisión Europea (CE) está a punto de movilizar un paquete de ayudas sin precedentes, acudiendo para ello de manera directa a la financiación en los mercados internacionales, para poner a disposición de los ciudadanos de la Unión 750.000 millones de euros, en forma de créditos y ayudas directas, con los que encarar la recuperación económica y las bases del crecimiento futuro de la UE. Se trata del instrumento ‘Next Generation EU’.

Estos fondos extraordinarios, financiados con deuda de la Comisión Europea a largo plazo (de ahí el nombre ‘next generation’, porque será la próxima generación de europeos la que tenga que devolver estos créditos, pero también la generación que debería beneficiarse de las inversiones de futuro que se acometerán hasta el año 2027), serán gestionados por cada uno de los Estados miembros de la Unión que lo soliciten.

En el caso del gobierno español, la intención de acogerse a ellos es clara y manifiesta. Tienen, como el resto de Estados miembros que quieran hacer uso de estos fondos, hasta el 21 de abril de 2021 para presentar un plan de inversiones y reformas que convenza a la Comisión Europea de que vale la pena financiar esos proyectos.

No valdrá cualquier cosa, y la posibilidad de que la Comisión Europea decida que el proyecto presentado no es de calidad (y, por lo tanto, desestime la cesión de fondos para su gestión por parte del Reino de España), es real.

El instrumento ‘Next Generation EU’ en ningún caso podrá ser usado para financiar gasto corriente o deuda pública. Solo inversiones y reformas de futuro, en áreas estratégicas delimitadas por la Comisión Europea, tales como la transición ecológica (un 37% de los fondos se destinarán a ello) o lo que Rosa Maria Aldea, directora general adjunta de la Dirección General de Presupuestos de la Comisión Europea, define como «políticas modernas», donde se concentrarán un 50% de esos recursos.

En estas ‘políticas modernas’, Rosa Maria Aldea incluye «todas aquellas que van más allá de la política agrícola común (PAC) y los fondos de cohesión (FEDER), que son las tradicionales», dando paso a cuestiones como la transformación digital, con un 20% de los recursos.

Siete son los ámbitos en los que se acotarán estas políticas: agenda digital, innovación, juventud, eficiencia de recursos y energías renovables, política industrial, calificaciones en el sistema educativo (donde en opinión de la CE faltan muchas competencias) y lucha contra la pobreza.
Lo explicó esta semana este alto cargo de la CE en su charla Next Generation: el Pla de recuperació per a Europa, en el marco de la jornada en remoto El Pla de recuperació d’Europa: una oportunitat per a les empreses, organizada por Europe Direct Tarragona (EDTgn) y el Port de Tarragona, con la colaboración del Ayuntamiento de Tarragona y la Representación de la Comisión Europea en Barcelona.

Este cargo de la CE explicó que ‘Next Generation EU’ es «un plan para toda Europa, financiado mediante deuda pública de la Unión Europea a largo plazo, hasta el año 2058, con una deuda que tendrá que pagar la nueva generación, pero con nuestro compromiso de dejar una Europa mucho más fuerte».

Europa vigilará
Este compromiso se traduce en el hecho de que «el dinero solo se dará en función de los resultados, y solo se dará un 10% por adelantado a cada Estado miembro. Habrá un seguimiento por parte de la CE y, si vemos que hay irregularidades o fraudes, podremos ejercer control».

Tras conocerse que los gestores de estos fondos serán los Estados miembros, que deberán presentar a su vez sus planes de inversiones y reformas a la CE (y que «si no tienen calidad, se rechazarán»), la imagen de un puñado de grandes consultoras diseñando (y cobrando por ello) estos planes, con algunas grandes empresas del Ibex-35 repartiéndose los fondos tras la asignación directa del Gobierno, hizo saltar las alarmas entre las pymes, que una vez más temían quedar al margen de los grandes pactos ‘por arriba’ y sin transparencia.

En las diversas participaciones que distintos representantes de la Comisión Europea están llevando a cabo estos días para explicar el instrumento ‘Next Generation EU’, han querido recalcar que la CE va a ser muy escrupulosa con la exigencia de transparencia e igualdad de oportunidades, a la vez que exigirá planes de inversiones y reformas con amplios consensos y la participación de los distintos niveles de la Administración Pública (también gobiernos autonómicos y municipales) en su confección.

En otra jornada organizada por la patronal Pimec esta misma semana, titulada Els nous fons europeus: quan i com arribaran a les pimes?, Raül Blanco, secretario general de Industria y Pyme del Gobierno de España, se afanó a destacar que «las líneas que se están diseñando [desde el gobierno español] sobre todo van dirigidas a las pymes: esto no va de que el Ibex-35 o las grandes consultoras, las ‘Big Four’, gestionen el plan industrial».

Transparencia
«Las empresas -prosigue Blanco- se van a presentar y, en base a sus proyectos, recibirán las ayudas. Y todo se hará con fondos directos a empresas vía convocatoria y vía BOE, con transparencia, a partir del segundo trimestre de 2021. Cada año vamos a pasar una evaluación y vamos a tener que ejecutar todo el presupuesto, o no se liberarán los fondos posteriores».

A todos estos fondos contemplados en el instrumento ‘Next Generation EU’ hay que añadir los recursos del Marco Financiero Plurianual (MFP), que también estarán muy orientados a este tipo de políticas. «A partir del año que viene -explica Rosa Maria Aldea, de la Comisión Europea- habrá calls (llamamientos) para participar en proyectos. Habrá mucho dinero que saldrá de este MFP, y los proyectos que se presenten han de ser de muy buena calidad».

Históricamente, Catalunya ha sido la primera región europea en atraer recursos de innovación para las pymes procedentes de la Unión Europea, con 61,9 millones de euros captados para I+D+i entre los años 2014 y 2017 en el marco del programa ‘Horizon 2020 - SMEs Instrument’. La posición de partida de las pymes catalanas es buena para seguir captando estos recursos, pero desde la CE advierten de que «cada vez hay más competencia para captar los fondos comunitarios», explica Rosa Maria Aldea.

«La pequeña empresa necesita ayuda -concluye-, y lo importante es presentar proyectos muy buenos». Sobre el instrumento ‘Next Generation EU’, recuerda que «hay que saber muy bien dónde invertir: es la oportunidad para hacer las reformas que hace años que se sabe que se tenían que hacer, pero para las que no había recursos para hacerlas».

Tres grandes líneas de ayudas europeas

  • Next Generation EU: ‘Next Generation EU’ es el nombre con el que se ha designado el paquete extraordinario de 750.000 millones de euros en forma de créditos y ayudas directas por parte de la Comisión Europea, en el marco de los presupuestos 2021-2027. En este instrumento se enmarca el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, dotado con 560.000 euros y destinado a ayudar a los Estados miembros de la Unión en su recuperación económica. Los Estados miembros tienen hasta el 21 de abril de 2021 para presentar sus planes de inversión y reforma para acogerse a él.
  • SURE: El Instrumento Europeo de Apoyo Temporal para Atenuar los Riesgos de Desempleo en una Emergencia (SURE, por sus siglas en inglés) moviliza hasta 100.000 millones de euros en forma de préstamos a los Estados miembros (de los que a España le tocan unos 21.300 millones) para que puedan financiar esquemas de trabajo temporal con el fin de evitar la pérdida de puestos de trabajo en el contexto de Covid-19. En el caso de España, estos esquemas son los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). 
  • IIRC: La Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus (IIRC, también CRII en sus siglas en inglés), aprobada por la Comisión Europea, permite a los Estados miembros destinar las sumas de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea que todavía no se habían ejecutado a paliar las consecuencias de la Covid-19. España tiene previsto movilizar un total de 2.500 millones de estos fondos FEDER para ayudar a los servicios sanitarios y a las empresas afectadas por las consecuencias de esta pandemia global.

Datos

  • Transición ecológica: La transición ecológica, que incluye la eficiencia de recursos y las energías renovables, contará con un 37% de los recursos extraordinarios de la CE.
  • Transformación digital: Las políticas encaminadas a incidir en la transformación digital contarán con un 20% de los recursos movilizados en el instrumento ‘Next Generation EU’.

Una dotación presupuestaria sin precedentes
El presupuesto de la UE 2021-2027 supera los 1,8243 billones de euros. Aúna el Marco Financiero Plurianual (1,0743 billones de euros) y el instrumento extraordinario ‘Next Generation EU’, dotado con 750.000 millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También