Lotes artesanos de proximidad

Los hermanos Meritxell y Xavi Pallejà, desde el Priorat, junto con Joan Arumí, desde Osona, ponen en marcha un proyecto de venta online de gastronomía de calidad

Rafael Servent

Whatsapp
Desde la izquierda, Xavi Pallejà, Meritxell Pallejà y Joan Arumí, en uno de los viñedos con suelo de llicorella del Priorat. Foto: Joan Revillas

Desde la izquierda, Xavi Pallejà, Meritxell Pallejà y Joan Arumí, en uno de los viñedos con suelo de llicorella del Priorat. Foto: Joan Revillas

Otro proyecto nacido de la Gran Reclusión. Se llama Fuet i Vi, y hace lo que anuncia: envía lotes a domicilio en los que el vino y el fuet son protagonistas. Avellanas, olivas y aceite se suman a la lista de productos. En breve, podrían añadirse otros como cava o pimentón rojo. En todos los casos, productos artesanos y de mucha calidad.

Con sede en Gratallops (Priorat), Fuet i Vi tiene a tres personas como impulsoras. Desde el Priorat, los hermanos Pallejà (Meritxell y Xavi) aportan el vino. Meritxell con su bodega de Gratallops -donde elabora, entre otros vinos, su Nita- y Xavi con su Buxus de les Aubagues, un vino de Bellmunt del Priorat. La tradición de embutidos viene de Osona. Concretamente, de Els Hostalets de Balenyà, donde Joan Arumí tiene su obrador de embutidos Arumí Castells.

¿Cómo surge la idea de juntar los vinos de unos y los embutidos del otro, para ponerlos en común y ofrecer lotes comercializados al cien por cien a través de Internet? «En marzo, cuando se paró todo -explica Meritxell Pallejà-, había una incertidumbre muy grande. Se pararon todos los pagos que teníamos que cobrar, y con mi hermano pensamos que había que hacer algo».

Algunos de los productos que comercializa Fuet i Vi. Foto: Joan Revillas

«Cuando tienes distribuidores -prosigue Meritxell Pallejà-, como es nuestro caso, hacer una tienda online de tus vinos es complicado, así que buscamos otras alternativas y nos acordamos de Joan Arumí, que era un forofo del vino del Priorat». Así fue cómo los hermanos Pallejà le propusieron a Arumí incorporar sus fuets a este proyecto, al que poco a poco han ido añadiendo otros productos.

Hoy cuentan con una tienda online (fuetivi.com) que pusieron en marcha hace algo más de un mes y en la que «la base es el fuet y el vino», explica Meritxell Pallejà. Tomando el fuet y el vino como imprescindibles en todos sus lotes, algunos de ellos incorporan también «otros productos que nos gustan mucho, como las avellanas o las olivas, y que son de mucha calidad».

Experiencias
Un cava artesano o pimentón dulce de Mallorca de la variedad autóctona Tap de Cortí (con el que se elabora la sobrasada más artesanal) están en la lista de las incorporaciones deseadas. En proyecto está también «intentar vender experiencias, para visitar tanto la fábrica de fuets como la bodega de vinos», explica Pallejà. «Se trataría -prosigue- de montar alguna cosa para vender la experiencia, y que se pudiese regalar».

«Ahora queremos montar alguna cosa para vender la experiencia: que se pueda regalar» (Meritxell Pallejà)

Meritxell Pallejà no es nueva en ofrecer experiencias: su bodega acoge desde siempre visitas y catas, que cobra a 5 euros por persona (un precio que considera económico porque «yo lo que quiero es vender vino»), y que ahora quiere ampliar con esta nueva oferta.

Por el momento, la mayoría de los lotes que llevan vendidos han tenido como destinatarios a familiares y amigos, «porque la promoción que hemos hecho no ha llegado a mucho público todavía», reconoce Meritxell Pallejà. Con precios que oscilan entre los 32 euros y los 112 euros por lote (en función de su contenido), el coste de transporte hasta el 15 de junio corre a su cargo.

«Hemos intentado a ver si podía salir algo -reflexiona Pallejà-, y de momento nos ha servido para poner en marcha una página web que no teníamos. Ahora intentaremos que funcione mejor, para llegar a más gente».

Temas

Comentarios

Lea También