Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Emprendedores

Plàncton Diving, empresarias del mar

Eli Bonfill y Aurora Requena gestionan con éxito Plàncton Diving, proyecto con base en L‘Ametlla de Mar

Andreu Caralt

Whatsapp
Eli Bonfill y Aurora Requena, impulsoras de las empresa Plàncton Diving.

Eli Bonfill y Aurora Requena, impulsoras de las empresa Plàncton Diving.

Eli Bonfill y Aurora Requena se conocieron mientras cursaban un máster de ciencias del mar. Terminados los estudios, deseaban aportar su granito de arena en pro de la conservación del medio ambiente y aumentar entre la ciudadanía el conocimiento sobre el medio marino. ¿Problema?, las ofertas de trabajo eran escasas, así que decidieron emprender.

En setiembre de 2012 crearon  en L’Ametlla de Mar la empresa Plàncton Diving con el mismo objetivo de divulgar la riqueza marina mediante conferencias, educación ambiental y rutas guiadas de snorkel en el rico fondo marino de la costa del municipio.

Hoy, cuatro años después, cuentan con un abanico estable de servicios, cuatro grandes líneas de trabajo. Son, sobre todo, conocidas por su centro de submarinismo y snorkel especializado en biología marina. Las actividades en esta área han sumado más de 3.000 personas, «pero es una actividad de temporada», detalla Bonfill. «Durante el resto del año trabajamos en las otras actividades...del buceo no podríamos vivir durante todo el año», admite.
La segunda línea de trabajo es la gestión de proyectos, el lado más científico de Plàncton,  consistente en la elaboración de estudios técnicos de seguimiento de especies, estudios sobre espacios marinos o proyectos con el sector pesquero.

En tercer lugar, ofrecen educación ambiental y talleres, conferencias y cursos especializados sobre el mar a centros educativos y escolares, con 700 escolares sólo esta última primavera.

Por último, ayudan a centros de investigación e investigadores a entes públicos en tareas de comunicación y divulgación a través de varios formatos.
De este modo, en Plàncton atraen todo tipo de clientes, desde centros de investigación pasando por ayuntamientos, gobiernos regionales, universidades, cofradías de pescadores, hasta el cliente final, el que quiere bucear. «Nosotros lo que queremos es que la gente conozca el mar, sea con unas gafas y un tubo, una botella de buceo, de excursión por la costa o leyendo un cartel...todos los medios son útiles pata lograr el mismo fin», razona Aurora Requena.

Las dos empresarias se encargan de todo, pero Requena asume más la tarea administrativa y contable, y Bonfill la de relaciones públicas y márketing.  
Ellas son el equipo fijo, al que han añadido a tiempo parcial una diseñadora gráfica, diseñadora web y ilustradora, Alba Domingo, y un director técnico del área de submarinismo, Xavi Llambrich.En primavera y verano, el equipo crece para adaptarse a las necesidades e incorporan un mínimo de cinco a seis personas.

El principal canal de venta, afirman, «es el face-to-face». «Vendemos en persona en nuestro local, en nuestras casita de playa, o en las reuniones con clientes. A la gente le caemos bien, nos ven profesionales, les gusta los trabajos que les mostramos y confían en nosotros. Existe un feeling mutuo», cuenta Bonfill.
Por cierto, añaden, no son pocos los que piensan que son una asociación y no una empresa «por nuestro talante y filosofía de empresa». 

Este fin de semana ponen en práctica su capacidad de seducción en el Mercat d’Escapades de Catalunya, en el Passeig Lluís Companys de Barcelona, «un buen escaparate», cuentan, «para promocionar nuestras actividades de submarinismo y snorkel entre el público de la capital», concluye Bonfill. 

Temas

Comentarios

Lea También