Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    El efecto boomerang del salario mínimo

    Un grupo que a menudo se pasa por alto en el debate sobre el salario mínimo es el de los jóvenes, que se ven afectados de manera desproporcionada cada vez que se aumenta.

    20 marzo 2023 09:20 | Actualizado a 20 marzo 2023 11:16
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El salario mínimo en teoría ayuda a sacar a los trabajadores de la pobreza y garantiza que se les pague un salario justo por su trabajo. Sin embargo, puede tener efectos adversos en el empleo, particularmente para los jóvenes.

    Una preocupación es que un salario mínimo más alto puede dificultar que los jóvenes adquieran una experiencia laboral valiosa. Los trabajos de nivel inicial a menudo son mal pagados, pero ofrecen a los jóvenes la oportunidad de aprender habilidades importantes como el servicio al cliente, la gestión del tiempo y el trabajo en equipo. Si estos trabajos se vuelven demasiado costosos para los empleadores, los jóvenes pueden tener dificultades para obtener la experiencia que necesitan para acceder al mercado laboral.

    Además, un salario mínimo más alto para los más jóvenes puede llevar a las empresas a preferir a los trabajadores mayores y más experimentados.

    Esto se debe a que los trabajadores de más edad suelen ser más productivos y pueden requerir menos capacitación que los trabajadores más jóvenes. Como resultado, los jóvenes pueden sufrir discriminación en el mercado laboral y tener dificultades para encontrar trabajo.

    También vale la pena señalar que un salario mínimo más alto puede tener consecuencias no deseadas para los jóvenes que todavía están en la escuela. En algunos casos, incluso puede motivarlos a dejar la educación por completo. El abandono escolar Español es del 13,3% por encima de la media Europea del 9,7%.

    Por esta razón existe en muchos países Europeos, entre otros Alemania, Irlanda, Reino Unido, Holanda y Bélgica el salario mínimo juvenil. Por ejemplo en Holanda con menos de 18 años se gana la mitad de lo que gana una persona de 21 años con salario mínimo. Esto evita que los jóvenes no encuentren empleo.

    España tiene una tasa de desempleo del 35% para los trabajadores de menos de 25 años. Holanda un 7%. A las empresas holandesas les compensa dar una oportunidad y formar a un joven sin experiencia.

    En España los sindicatos tienen miedo que un salario mínimo juvenil puede resultar en la sustitución del trabajador mayor por uno joven y más barato. No piensan en el futuro de sus hijos. Sí existen contratos de formación pero no se utilizan mucho. También existen bonificaciones a la contratación. En este caso el Estado asume el coste. Ambas soluciones alimentan la burocracia y penalizan la micro empresa porque no suele tener tiempo ni medios para pedir este tipo de ayudas.

    En conclusión, si bien el objetivo del salario mínimo es ayudar a los trabajadores con salarios bajos, puede tener consecuencias no deseadas para los jóvenes. Los aumentos en el salario mínimo pueden conducir a una disminución de las oportunidades de empleo, menos oportunidades para que los jóvenes adquieran una experiencia laboral valiosa y discriminación en el mercado laboral.

    ¡España necesita un salario mínimo juvenil porque tiene que generar oportunidades a todos sus jóvenes y no puede permitirse un paro juvenil del 35% y un abandono escolar del 13,3%!

    Armand Bogaarts es emprendedor

    Comentarios
    Multimedia Diari