Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Hormipresa incorpora la madera

La empresa de prefabricados de hormigón con sede en El Pla de Santa Maria incluye por primera vez este material en su estrategia

| Actualizado a 31 octubre 2022 16:28
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Tras medio siglo dedicada en exclusiva al hormigón, Hormipresa, con sede en El Pla de Santa Maria (Alt Camp) y especializada en la fabricación de componentes para la construcción industrializada en hormigón, incorpora la madera a su estrategia empresarial.

La semana pasada llegaba el primer camión con componentes de madera a las instalaciones de esta empresa en El Pla de Santa Maria, donde trabajan unas 225 personas en unas instalaciones de 16 hectáreas (de las cuales 17.000 metros cuadrados están construidos).

Los elementos estructurales en madera descargados en el Alt Camp se destinarán a la fabricación de las primeras unidades de la nueva línea de producto HybridWall, un muro prefabricado para cerramientos de edificación residencial y terciaria (naves industriales, logísticas, oficinas...) desarrollado por Hormipresa y compuesto por una capa de madera estructural de 15 centímetros, un aislamiento PIR de 9 centímetros y una capa exterior de hormigón arquitectónico de 6 centímetros.

Se trata de una secuencia que reproduce las características de uno de sus productos históricos, el ArcticWall (un muro multicapa compuesto de hormigón estructural, aislante y hormigón arquitectónico blanco), con más de veinte años a sus espaldas y presencia hoy en un sinfín de construcciones industrializadas por toda España y buena parte de Francia.

Gran distribución, multinacionales de la logística, aparcamientos subterráneos y edificios de servicios como hospitales o universidades (entre ellas, la Universitat Rovira i Virgili) han hecho uso de estos elementos constructivos, que para sus aplicaciones residenciales cuenta con la certificación Passivhaus.

La semana pasada llegaba el primer camión con componentes de madera a El Pla de Santa Maria

En el caso del nuevo HybridWall, la capa de hormigón estructural ha sido sustituida por una capa de madera, también estructural, que desde Hormipresa aseguran que no solo iguala las prestaciones técnicas de su versión totalmente en hormigón, sino que las mejora en capacidad de aislamiento o circularidad, al ser la madera un material neutro en el ciclo de carbono.

Las primeras unidades de estos muros que incorporan la madera irán destinadas a la ampliación de oficinas de la propia Hormipresa en El Pla de Santa Maria, donde el crecimiento sostenido de esta empresa durante los últimos cinco años (con incrementos interanuales del 30% en su facturación, hasta situarse en los 60 millones de euros con los que calcula cerrar el presente 2022) ha dejado sin espacio de oficinas corporativas a su plantilla, que hoy ocupa unos 350 metros cuadrados, ampliados ahora con otros 250 metros cuadrados.

Tras este debut ‘en casa’, Hormipresa, que se encuentra en fase de protección legal de su nuevo desarrollo, confía en sacar al mercado estos muros híbridos antes de finalizar el año.

Josep Maria Ruiz, director general de Hormipresa, explica algunas de las razones que han llevado a esta empresa a incorporar este material a su propuesta de valor: «La madera puede llegar a tener una huella de carbono negativa, aumenta las prestaciones de aislamiento térmico, pesa menos... y está de moda».

La circularidad es una parte fundamental en la estrategia de esta empresa, que tras un concurso de acreedores hace una década que la llevó al borde de su extinción, fue adquirida por el grupo familiar industrial Brand Corner, con sede en Sant Cugat del Vallès (Vallès Occidental).

En el caso de la madera, se trata de un captador natural de CO2, que acumula este gas de efecto invernadero a lo largo de su ciclo de vida y que no lo devuelve a la atmósfera hasta que entra en combustión. Además, su menor peso, en comparación con las estructuras de hormigón, permite rebajar la huella de carbono del transporte, al requerir menos energía para moverla entre el punto de origen y su destino final.

La madera puede ser un elemento clave en la estrategia de circularidad de Hormipresa

En Hormipresa, que además del centro de trabajo en El Pla de Santa Maria cuenta con unas instalaciones similares en Puertollano (Ciudad Real), donde trabajan unas 100 personas en un complejo de unas 10 hectáreas (de las cuales unos 15.000 metros cuadrados construidos), además de oficinas comerciales en Barcelona (con unos 25 empleados) y Montpellier (Francia), están convencidos de que esta nueva línea de producto les abrirá una vía de crecimiento importante en el mercado residencial.

Dividida en dos grandes líneas de negocio (residencial, al que denominan ‘Living’, y terciario, bajo el nombre de ‘Industrial’), un 80% de la facturación de Hormipresa se concentra hoy en el sector terciario, con más de un centenar de proyectos al año de naves industriales, logísticas y edificios de servicios. El restante 20% corresponde a la obra residencial, con entre 30 y 40 proyectos al año, con precios finales que oscilan entre los 300.000 euros y los 1,5 millones de euros, con una media de 450.000 euros.

En todos los casos, tanto en residencial como en terciario, cada elemento constructivo es único y fabricado a medida para cada uno de los proyectos, ya que se trata de construcción industrializada, pero no de prefabricados estandarizados.

En la fábrica del Alt Camp se fabrican, según la necesidad de cada proyecto, los elementos que conformarán la estructura y las fachadas (muros multicapa y placas alveolares, esencialmente), que luego se montan in situ en apenas dos semanas (frente a los tres meses de un sistema constructivo convencional), para pasar luego a la fase de acabados, donde los plazos no difieren de los estándares del sector.

Comentarios
Multimedia Diari