Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La amortización de los créditos ICO-Covid amenaza con una mayor morosidad

    El Institut d’Estudis Financers alerta sobre la coincidencia entre las primeras amortizaciones, tras un periodo de carencia, y el endurecimiento del nuevo crédito

    12 febrero 2024 11:27 | Actualizado a 12 febrero 2024 11:31
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Este año 2024 será, para la mayoría de las empresas que se acogieron a las líneas de crédito que desplegó el ICO (Instituto de Crédito Oficial) a consecuencia de la pandemia de Covid-19, el primero en el que empezarán a amortizarse esos préstamos, tras vencer el periodo de carencia que incorporaban.

    El esfuerzo financiero que tendrán que asumir ahora esas empresas coincide en el tiempo con un endurecimiento de las condiciones para acceder a nuevo crédito, junto con un encarecimiento del mismo a consecuencia de las subidas de los tipos de interés impulsadas por el Banco Central Europeo (BCE).

    En este contexto, el Institut d’Estudis Financers (IEF) vaticina unas tensiones financieras que pueden llevar a situaciones comprometidas en no pocas de esas empresas. Lo explica Eloi Noya, director de Innovación y Tecnología del Institut d’Estudis Financers y de la Barcelona Finance School (BFS), que esta semana presentó una nueva edición del Baròmetre Empresarial de Fintech i Finançament Alternatiu, donde se constatan estas dificultades crecientes que tienen hoy las empresas para financiarse.

    La financiación alternativa puede ser una solución, aunque no la única

    «La perspectiva no es demasiado buena -explica Eloi Noya-, porque este año empiezan a amortizarse los préstamos ICO-Covid, después de un periodo de carencia largo de dos y tres años. Muchas empresas con dificultades de crédito no podrán devolverlos, así que se abre un panorama duro en el cual la morosidad bancaria se incrementará. Habrá muchas empresas que no podrán asumir la devolución del crédito, y tendremos problemas de morosidad».

    Esta perspectiva se fundamenta, en buena parte, en los resultados de la encuesta contenida en el barómetro que el IEF acaba de publicar, donde «persiste la percepción entre las empresas -explica Eloi Noya- de que es difícil o muy difícil conseguir crédito bancario, e incluso se agudiza un poco más que en anteriores ediciones, después de la desaparición de las líneas ICO-Covid».

    Ante esta constatación del endurecimiento de las condiciones para acceder al crédito bancario, la financiación alternativa, una de las protagonistas de este barómetro, emerge como una posible solución, aunque con menor peso que en ediciones anteriores.

    «El porcentaje de optimistas en la financiación alternativa va cayendo», constata Eloi Noya, que asegura que «hay un cierto optimismo, aunque ahora con la percepción de que esa financiación alternativa puede ser una solución, pero no la panacea».

    «Se abre un panorama duro, en el cual la morosidad bancaria se incrementará»

    Eloi Noya (Institut d’Estudis Financers)

    Así, ante la pregunta ‘¿Creen que, ante una posible morosidad empresarial y restricción crediticia, habrá proveedores de financiación alternativa que se movilizarán y aumentarán significativamente el crédito para cubrir esta falta general de crédito bancario?’, donde un 36% de las empresas afirmaba en 2022 que ‘todos los proveedores’ tomarán este camino, ahora ese porcentaje ha disminuido hasta el 31%.

    Quienes responden que ‘solo algunos proveedores’ aumentarán el crédito son ahora un 56% (un 50% en 2022), mientras que quienes consideran que ‘ningún proveedor’ lo hará apenas suponen un 2% de las empresas consultadas, al que se añade un 12% de quienes responden que no lo saben.

    ¿Es esta financiación alternativa, generalmente más costosa, pero también más flexible en sus condiciones, la respuesta ante situaciones de tesorería desesperadas? Eloi Noya, director de Innovación y Tecnología del IEF, cree que esa sería una aproximación equivocada. «La financiación alternativa -explica- sirve para cualquier tipo de empresa, aunque la mayoría se enfoca en la mediana empresa, y faltan todavía alternativas para la pequeña empresa».

    Dicho esto, admite que puede ser una buena herramienta en materia de «reestructuración de deuda, en situaciones de la empresa un poco más estresadas», pero defiende su potencial «en proyectos de expansión que, aunque son interesantes, no se ajustan a los criterios de los bancos. Una operación típica que no financian los bancos y que los alternativos sí financiarán es la compra de una empresa».

    Comentarios
    Multimedia Diari