Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El BCE encarece el dinero hasta el 2%

La entidad se enfoca en poner coto a la inflación y anuncia nuevas subidas de tipos, a pesar de los signos de enfriamiento de la economía europea

| Actualizado a 27 octubre 2022 18:43
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Banco Central Europeo (BCE) tiene claro que el camino hacia la estabilidad de los precios pasa por la subida de los tipos de interés. este jueves, tras la reunión de su consejo gobernador, la entidad europea anunció una nueva subida de 75 puntos básicos, la tercera en lo que va de año y la mayor de su historia junto al incremento de septiembre. Esta decisión eleva el precio del dinero al 2% y su presidenta, Christine Lagarde, aseguró que el BCE llevará a cabo «más subidas» para contener la inflación, que en septiembre marcó un récord al situarse en el 9,9% en la eurozona. Lo hará a pesar de los signos que alertan de un enfriamiento de la economía europea el próximo año. «Es posible que haya una recesión», reconoció.

Lagarde destacó que la decisión de este jueves es «un considerable avance» hacia la normalización de las políticas monetarias del BCE. Se trata también de una de las subidas más agresivas de la historia de la institución, después del incremento de 50 puntos básicos en julio y el alza de 75 puntos básicos en septiembre. Con todo, Lagarde señaló que «prevé seguir incrementando los tipos» para asegurar que la inflación se contiene por debajo del 2% a medio plazo. El incremento de los precios se ha convertido en el principal quebradero de cabeza para este organismo desde el inicio de la invasión en Ucrania, que ha disparado el coste de la energía y los alimentos.

«Estamos sorprendidos por la subida sin precedentes que han experimentado los precios en un periodo tan corto de tiempo», apuntó Lagarde. El BCE ha reaccionado en consecuencia, pero según sus últimas previsiones, la inflación se mantendrá alta «por un largo periodo de tiempo», lastrando el consumo y la consumo y la producción de los países europeos. Analizados esos datos, el banco europeo subrayó que «aún queda terreno» en el ámbito de las subidas de los tipos de interés. En cualquier caso, se tratará de decisiones que se tomarán «reunión a reunión», debido a la elevada incertidumbre actual. El corte de suministro de gas por parte de Rusia y la posibilidad de una guerra larga en Ucrania siguen siendo los dos principales riesgos para la economía europea.

«No es el peor escenario»

A pesar de los indicadores que dibujan un futuro «algo pesimista», Lagarde incidió en que «no nos encontramos en el peor escenario posible». Hay razones para el optimismo: el mercado laboral se mantiene fuerte -con el paro en un mínimo histórico del 6,6- y la reducción del consumo podría rebajar la presión inflacionaria. El BCE tampoco es ajeno a los análisis que auguran un enfriamiento de la economía a causa de las subidas de los tipos: «Es algo que nos preocupa, sobre todo de cara a la situación de los más vulnerables», destacó Lagarde. De hecho, ya se observan los primeros signos de que la actividad económica se está frenando, una tendencia que se mantendrá también en 2023. El organismo, sin embargo, «está enfocado» en luchar contra la inflación y considera que reducirla «es el camino más apropiado para recuperar la estabilidad y la prosperidad» de la eurozona.

Mientras, la institución seguirá reinvirtiendo el principal de los valores adquiridos a través de su programa de compras de activos que vayan venciendo «el tiempo que sea necesario» para mantener unas condiciones de «amplia liquidez». Lo mismo ocurrirá con los activos del programa de compras de emergencia puesto en marcha durante la pandemia, al que se aplicará «flexibilidad» para contrarrestar los riesgos de la transmisión de la política monetaria.

Lagarde apuntó que espera que los países europeos continúen en la senda de reducción de deuda pública y que implementen importantes reformas bajo el paraguas de los fondos Next Generation. El organismo que preside también permanecerá vigilante para evitar cualquier riesgo de fragmentación en la economía de la zona euro.

Comentarios
Multimedia Diari