Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La actividad económica acusa la inflación

| Actualizado a 13 mayo 2022 20:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El contexto actual, marcado por el fin de las restricciones a la movilidad en muchos países, pero también por la guerra en Ucrania y la escalada de precios, está conllevando un importante cambio del escenario económico. Hasta la fecha, el ritmo de crecimiento de la actividad económica se ha ido ralentizando, pero con matices importantes cuando valoramos la situación particular en la que se encuentra cada país.

La economía estadounidense es la que está sufriendo una desaceleración más brusca respecto al ritmo de avance que venía registrando los últimos trimestres. El PIB anotó una tasa de crecimiento negativa en el primer trimestre de 2022, con un descenso del 0,4% en términos intertrimestrales. Sin embargo, este mal dato cabe interpretarlo con cautela, porque los principales motores del crecimiento, como el consumo y la inversión, siguieron avanzando a buen ritmo.

$!Oriol Aspachs, Director de Economía Española de CaixaBank Research

En la eurozona, los datos de actividad económica han mantenido un ritmo de avance modesto, en línea con lo esperado, con un crecimiento del 0,2%, y no ha habido grandes diferencias entre los principales países de la región.

A pesar de la resistencia que está mostrando la actividad económica, y de las buenas cifras que también está arrojando el mercado laboral, las perspectivas económicas han ido empeorando los últimos meses. En gran medida, ello se debe al fuerte repunte que está experimentando la inflación en los principales países desarrollados, y que está propiciando un importante cambio de las expectativas de tipos de interés. Así, todo apunta a que la Fed llevará a cabo un súbito y pronunciado aumento de los tipos durante los próximos meses para intentar frenar la actividad económica, e indirectamente, las presiones inflacionistas.

Probablemente, durante este año la Reserva Federal estadounidense acabará subiendo el tipo de referencia cerca de dos puntos porcentuales, el ritmo de subidas de tipos más pronunciado desde 1995. En la eurozona, también se espera que el BCE aumente los tipos de interés, pero dado que las presiones inflacionistas son menores, pensamos que lo hará a un ritmo mucho más gradual, con un aumento del tipo referencia entre 0,50 y 0,75 puntos porcentuales a lo largo del año.

Pero más allá del aumento de la inflación y de los costes de financiación, y a pesar del notable deterioro de las perspectivas de crecimiento que todo ello está conllevando, lo cierto es que el ritmo de crecimiento que el conjunto de analistas espera para 2022 y 2023 es relativamente elevado, algo que comprobaremos en las próximas ediciones de la Guía de Excelencia Empresarial Tarragona 2022, una excelente radiografía de la actividad económica en las comarcas de Tarragona. El impulso a la actividad económica que probablemente conllevará la finalización de las restricciones a la movilidad y a la actividad será muy destacable si no se producen nuevas mutaciones del virus. Así, a pesar de las revisiones a la baja de los últimos meses, es probable que la economía estadounidense crezca por encima del 3% este año, mientras que la europea podría hacerlo alrededor del 2,6% y la española, por encima del 4%.

Comentarios
Multimedia Diari