La figura del autónomo, en riesgo por los impuestos

La Cambra de Comerç de Barcelona alerta de que las obligaciones tributarias pueden ser más del 50% de la facturación de un trabajador por cuenta propia

| Actualizado a 08 enero 2022 07:01
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Cambra de Comerç de Barcelona alertó ayer viernes de que la figura del autónomo está en riesgo si se aumenta la carga impositiva a este colectivo. En este sentido, recuerda que para este año 2022, la base mínima de cotización se situará en los 294 euros al mes, y que la medida anunciada por el Gobierno español de empezar a establecer cotizaciones en función de los ingresos reales, que entraría en vigor el próximo 2023 y se completaría en 2030, puede implicar que un profesional con ingresos superiores a los 27.000 euros anuales acabe pagando casi el doble que su cuota actual, y que quien ingrese más de 42.000 euros, y más de 48.900 euros, acabe pagando más del triple y el cuádruple, respectivamente. Asimismo, el ente cameral barcelonés subraya que las obligaciones tributarias pueden suponer más del 50% de la facturación para los trabajadores por cuenta propia.

Según la Cambra de Comerç de Barcelona, en lugar de poner en riesgo al colectivo si finalmente se confirma un aumento de las cotizaciones de cara a este 2022, «haría falta un giro para potenciar la economía y no limitarla o gravarla más todavía» . «Es imprescindible que no se les trate sólo como una herramienta desde la que poder recaudar más para las arcas públicas, sino como potenciadores de la economía», añade al respecto la entidad.

La Cambra de Comerç de Barcelona remarca que el colectivo de autónomos ha sido «clave» y representa «la primera línea de defensa de la actividad empresarial» para reactivar la actividad y dinamizar la economía, y que desde mayo de 2020 las afiliaciones han crecido hasta situarse en las 560.000, por encima de las de marzo de 2020, cuando estalló la pandemia, y cerca de los máximos alcanzados en 2017.

Según la argumentación de la entidad cameral, mientras Europa «ha visto la importancia» de los autónomos y les aplica medidas de apoyo, en el Estado español se mantiene la cuota «más alta» del continente «incluso si se cotiza por la base mínima». «Estos costes, a la vez, a menudo son difíciles de visibilizar o entender», lamenta la Cambra, que a partir de un estudio con Roca Junyent, avisa de que la tributación puede suponer más del 50% de la facturación, ya que, además del importe neto después de liquidar el IRPF y las cuotas mínimas a la Seguridad Social, es necesario añadir otros impuestos derivados de la actividad económica, como Patrimonio, Bienes Inmuebles, Vehículos de Tracción Mecánica y Circulación, entre otros; o la tributación de trabajadores a cargo.

Comentarios
Multimedia Diari