Cambrils estrena cámaras en la zona roja de aparcamiento

Hasta la fecha, las sanciones las interponía un vigilante mediante un control visual

28 febrero 2024 20:28 | Actualizado a 29 febrero 2024 07:00

Desde mediados de setiembre las zonas rojas de aparcamiento de Cambrils, situadas en la calle Pau Casals, han estado operativas, pero las cámaras que tienen que encargarse del control de entrada y salida de los coches no estaban en funcionamiento.

Este retraso se debe a problemas burocráticos que ha tenido el consistorio, pero a partir de mañana, 1 de marzo, las cámaras se encargarán de multar a esos vehículos que superen los 20 minutos estacionados.

Durante estos meses no se han producido muchos incidentes y los controladores no han puesto una gran cantidad de multas. El concejal de Movilidad, Enrique Arce, asegura que «estamos sorprendidos gratamente, porque la gente está respetando el tiempo de estacionamiento».

Las zonas rojas están divididas en dos tramos: la parte inicial de calle, en la zona del supermercado BonÁrea, y en la zona central, en la Peixateria Savall. Estos espacios estarán controlados por dos cámaras, situadas en la entrada y salida de cada tramo.

Este sistema captará todos los vehículos que entren por Pau Casals y su tiempo de estada en las zonas rojas, así como la salida. Si se supera el tiempo de estacionamiento se multará de manera automática, es decir, no habrá ningún agente o controlador en la zona.

Este sistema ha provocado ciertas dudas en los vecinos de la zona, sobre todo esos que cuentan con un parking o garaje privado en esa misma calle.

Los vecinos deberán facilitar su número de matrícula para no ser sancionados

El presidente de la Associació de Veïns del Barri del Port, Carles Rovira, tenía cierta preocupación respecto a este tema: «Hay muchos vecinos que pueden ser multados, ya que la cámara solo les captará la entrada y no la salida». Por lo que se preguntaba si las cámaras “estarían programadas para los vecinos”.

El concejal asegura que estos vecinos deberán «facilitar el número de matrícula de sus vehículos», de esta manera entrarán en «una lista blanca» y no recibirán ninguna multa.

Tampoco se multará en caso de atasco, ya que las cámaras solo tendrán en cuenta si los vehículos estacionan en las zonas determinadas, no por el tiempo que pasen circulando por la vía.

Las sanciones pueden incrementar según el tiempo estacionado e incluso se podría llamar a la grua si el vehículo lleva aparcado más de 24 horas en la zona, según explica el concejal.

Aún y así, desde el consistorio confían que con las cámaras en marcha que las sanciones se mantendrán a la baja, debido al buen funcionamiento y cumplimiento que han tenido los usuarios durante estos meses previos.

Buenas expectativas

«Toda la gente que aparca ahí, ya sabe que se trata de un estacionamiento temporal», comenta Arce. «Por este motivo creemos que se está respectando el tiempo límite y esperamos que siga siendo así», añade.

Gran parte de los vecinos que residen y trabajan en esa calle opinan que es un buen sistema para que haya rotación de coches, pero aseguran que está centrado en los negocios. «La gente para, compra y se va, pero no sirve para los vecinos de zona».

Cabe recordar que los vecinos del Barri del Port llevan meses quejándose al consistorio de la falta de plazas de aparcamiento o parkings en la zona y demandan un espacio para poder dejar su vehículo cerca de casa a un precio razonable.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari