Cambrils sancionará con hasta 3.000 euros los comportamientos incívicos

La nueva ordenanza de convivencia ciudadana, que entrará en vigor en 2023, multará a las personas que no recojan las heces de sus perros o que dejen la basura fuera del contenedor

| Actualizado a 21 noviembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Ayuntamiento de Cambrils está ultimando la nueva ordenanza de convivencia ciudadana con la que declarará la guerra al incivismo. La normativa, que sustituirá a la que estaba en vigor desde 2008, se adaptará a las conductas tipificadas al momento actual y prevé sancionar con multas que pueden llegar hasta los 3.000 euros a aquellas personas que no recojan los excrementos de sus perros o que dejen la basura fuera del contenedor. Se espera que este reglamento entre en vigor el próximo abril.

El consistorio lleva tiempo trabajando en el texto de la ordenanza con la que se espera frenar los comportamientos incívicos que han ido en aumento en los últimos años. En el anterior mandato ya se iniciaron los trámites para dotar de más herramientas la normativa y este 2022, con el nuevo gobierno, se han dado las últimas pinceladas para aprobarla lo más pronto posible. «La ordenanza pretende preservar el respeto individual y colectivo, la tolerancia en la diversidad de costumbres y de culturas y la puesta en valor de los espacios públicos, persiguiendo aquellas conductas que las ponen en riesgo», afirma al Diari el concejal de Seguretat Ciutadana i Mobilitat, David Chatelain.

El edil apunta que se ha hecho un gran trabajo para poder sacar adelante este documento que permitirá cuidar la relación pacífica entre personas y la regulación del uso y disfrute de los espacios públicos. «Con esta actualización queremos garantizar que las conductas incívicas se reduzcan y que sean debidamente sancionadas, ya que en muchos casos la ciudadanía ha podido tener la sensación de que existe una cierta impunidad cuando se tratan estas cuestiones. Por este motivo se ha trabajado un texto que incorpora muchas novedades y que vendrá acompañado de un cuadro de sanciones actualizado», expone Chatelain, que añade que, en algunos casos, estas multas «se podrán sustituir por trabajos en beneficio de la comunidad».

Será obligatorio limpiar con agua la orina de los perros y se castigará a los que van sin camiseta

La normativa regulará el correcto uso de los contenedores. Son muchas las ocasiones en las que algunas personas dejan la basura fuera del contenedor aunque esté vacío, una práctica que preocupa mucho al gobierno y que quiere poner fin con la ordenanza. «El control del cumplimiento de la normativa contará con una campaña específica, el que, acompañado juntamente con la ampliación de la gestión de residuos orgánicos de los restaurantes, debería mejorar sustancialmente la situación de las baterías de contenedores», dice el edil.

Otro comportamiento incívico que molesta los ciudadanos es toparse con heces de perros en plena vía pública. Por ello, se endurecerán las sanciones a aquellos propietarios de perros que no recojan los excrementos. Además, a partir de la entrada en vigor de la normativa, será obligatorio limpiar con agua la orina de los perros.

De los 200 a los 3.000 euros

La ordenanza incluirá novedades en muchos ámbitos. Se incorporarán conductas consideradas impropias, como el acoso sexual, el exhibicionismo y, en general, los actos contra la libertad o indemnidad sexual que no sean constitutivos de delito. Además, se castigará a aquellas personas que vayan por la calle sin camiseta -excepto las zonas donde sí está permitido- y se regulará la prohibición de la mendicidad, incorporando una serie de medidas para derivar los posibles infractores a servicios sociales.

Las sanciones quedarán graduadas en: leves, graves y muy graves. «Cada grado tiene un importe, pueden ir de los 200 a los 1.000 y 3.000 euros. Se tomará en consideración la reiteración como elemento agravador como medida disuasiva. Los importes definitivos se acabarán de definir durante la tramitación, aunque por conductas muy graves se plantearán multas de hasta 3.000 euros. No obstante, en el caso del pago al contado se podrían reducir en un 50%», aclara Chatelain, que agrega que se llevará a cabo un periodo de exposición para que los cambrilenses puedan hacer sus aportaciones antes de la aprobación definitiva.

Comentarios
Multimedia Diari