Cae una banda que robó cable en La Selva del Camp, Constantí y Santa Oliva

Habría cometido 21 hechos delictivos y sustraído material valorado en 185.000 euros. Han sido detenidos seis hombres y dos menores

15 mayo 2024 19:18 | Actualizado a 15 mayo 2024 19:38

Con la detención de seis hombres y dos menores de edad, los Mossos d’Esquadra dan por desarticulada una banda organizada que se dedicaba a asaltar empresas de toda Catalunya para robar cobre.

Se le imputa 21 hechos delictivos, de los cuales cinco serían en las comarcas de Tarragona: tres en La Selva del Camp, uno en Constantí y otro en Santa Oliva. El botín total conseguido asciende a 185.816 euros. Las detenciones se efectuaron en L’Hospitalet de Llobregat. Entre todos los arrestados acumulan más de 80 antecedentes por delitos contra el patrimonio.

En algunos casos empotraban vehículos contra las puertas de acceso o las forzaban

La investigación se inició a a raíz de dos robos con fuerza, uno de ellos en grado de tentativa, en empresas del Bages. El primer hecho fue el 19 de abril en una empresa de Sant Fruitós de Bages, donde los ladrones empotraron el coche en la puerta principal del garaje y, una vez en el interior, sustrajeron bobinas de cableado eléctrico y diverso material eléctrico .

El segundo hecho fue el 21 de abril en una empresa de Sant Vicenç de Castellet. En este caso, también empotraron el vehículo contra diferentes puertas de la empresa, pero no lograron abrirlas y, al saltar la alarma, se fueron del lugar rápidamente.

La investigación

A partir de estos hechos, los mossos averiguaron que los ladrones siempre utilizaban un modus operandi similar. Para cometer los robos empotraban el vehículo para desencajar o romper las puertas de acceso. En otras ocasiones utilizaban herramientas como palancas tipo pata de cabra o radiales para romper los cierres.

Cuando tenían los accesos forzados entraban rápidamente, cargaban el material y huían a gran velocidad. Principalmente, sustraían bobinas de cableado de cobre y otros materiales hechos de cobre u otros metales.

En la huida, si eran descubiertos por las víctimas o testigos, no dudaban en poner en peligro a estas personas. De hecho, en uno de los robos casi atropellaron a un trabajador que los detectó.

El grupo estaba formado por ocho personas y tenía una gran movilidad en todo el territorio catalán. Los robos fueron cometidos entre el 18 de abril y el 5 de mayo. Los días 18 y 20 de abril, sobre las seis de la mañana, cometieron un robo con fuerza en una empresa de La Selva del Camp. Ambas veces forzaron una puerta de acceso de la empresa y, una vez dentro, sustrajeron cables de cobre y motores de máquinas.

Sorprendidos por trabajadores

El 25 de abril, sobre las once de la noche, empotraron un vehículo en una empresa de Constantí. Sustraen cableado eléctrico. Al día siguiente actuaron en Santa Oliva, donde forzaron los accesos y cogieron bobinas de cobre. El mismo día 26 pero al mediodía cometieron una tentativa de hurto en otra empresa de la Selva del Camp. En este caso, los autores fueron sorprendidos por los trabajadores y huyeron del puesto.

Los otros robos fueron cometidos en los municipios de Santa Perpètua de Mogoda, Barcelona, Esparreguera, Olesa de Montserrat, Mollet del Vallès, Barberà del Vallès, Polinyà, Canovelles, Terrassa, Sant Esteve Sesrovires, Sant Just Desvern, Granollers y Rubí.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari