Roban en una casa de La Masó donde novios e invitados habían dejado dinero y joyas

Los ladrones aprovecharon que la vivienda estaba vacía ya que los asistentes a la boda estaban en el restaurante

21 mayo 2024 19:23 | Actualizado a 22 mayo 2024 11:00

El que tenía que ser uno de los días más felices de su vida se vio frustrado por la actuación de unos individuos que no habían sido invitados al convite. Y terminó con los novios en la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Valls. No era como detenidos sino para presentar denuncia porque mientras estaban en el restaurante celebrando la unión de la pareja les habían saqueado la casa de La Masó, donde vive la madre del novio.

En la casa también habían guardado las pertenencias de los invitados al enlace, comenta al Diari la novia, Ivana. Ella y su marido, Cristian, viven en Madrid, pero se casaron en este pequeño municipio del Alt Camp porque allí reside la madre de él y porque la pareja se había conocido y festejado en la ciudad de Tarragona.

Los autores se llevaron pasaportes, perfumes, ropa interior, carne, patas de jamón y aceite

Los hechos ocurrieron el pasado viernes. La pareja se casó a las seis de la tarde en la iglesia de Santa Magdalena de La Masó. Una hora antes, aproximadamente, habían llegado los familiares, muchos de ellos procedentes de Madrid. Y dejaron sus pertenencias en una masía situada a la entrada al pueblo, donde vive la madre de Cristian.

Al banquete

Una vez terminada la ceremonia en la iglesia, los novios y los invitados se trasladaron a Tarragona para el banquete. Sobre las tres y media de la madrugada del sábado regresaron a la masía «y nos encontramos con que habían desvalijado la casa». Los ladrones se habían llevado tanto efectos de la pareja como pertenencias de los invitados, aproximadamente una veintena que habían dejado efectos en la casa.

Los ladrones revolvieron todas las habitaciones y se llevaron todo lo que había a mano: pasaportes, dinero, joyas, perfumes, ropa interior, carne, patas de jamón, aceite, «comida que teníamos en la casa para seguir con la fiesta». El botín serían unos 2.000 euros, tanto en efectivo como en género. Ivana comenta que algunas de las joyas tenían un valor sentimental para ella porque se las había regalado su padre.

Celebración truncada

La celebración se vio truncada. Los novios –sin cambiarse de ropa– y otros invitados –la dueña de la casa y también los primos de la novia– se trasladaron a a la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Valls a a presentar denuncia.

Los autores usaron un modus operandi particular. Lo saben porque no es el primer robo que ha ocurrido en los últimos días en el pueblo sino que sería al menos el cuarto –en estos casos habrían sustraído maquinaria agrícola y herramientas–, aunque las otras víctimas no lo han denunciado.

‘Modus operandi’

Los autores tiran piedras a la puerta para saber si los vecinos se percatan y responden, y también para conocer si hay alguien en el interior. Si todo es negativo, cortan las luces de la entrada. En el caso de la pareja de novios, entraron por una de las ventanas. Con un martillo –que previamente habían cogido de la caja de herramientas de la masía y que recuperaron al lado de la ventana– rompieron el cristal y abrieron el pestillo.

Ningún vecino vio o escuchó algo. Sí que sospechan de cuatro o cinco individuos que se les ha visto merodeando por el pueblo.

Ahora, la suegra de Ivana reconoce que tiene miedo de que le vuelvan a entrar, aunque no vive sola, sino con algunos familiares. No hay alarma en al casa pero la van a poner así como también cámaras.

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari