El barrio de Tarragona que está en pie de guerra por los vados

Algunos vecinos de Sant Salvador no entienden por qué se les hace pagar las obras de las aceras, entre otras situaciones

06 mayo 2024 21:11 | Actualizado a 07 mayo 2024 07:00

El barrio de Sant Salvador de Tarragona está viviendo unos meses de crispación. El motivo son las comunicaciones que los vecinos están recibiendo por parte del Ayuntamiento respecto a la obligación de pagar el impuesto de vados, que aseguran que nunca habían tenido que pagar.

Los vecinos, algunos de los cuales han charlado con el Diari, no se oponen a abonar una tasa que es obligatoria en muchos municipios para aquellos que quieran aparcar el coche dentro de las viviendas o que tengan la posibilidad de hacerlo, sino que sus problemas van más allá.

$!Un bloque de hormigón como los que tienen que utilizar los vecinos para llevar a cabo el rebaje de la acera. Foto: Marc Bosch

Algunos aseguran que no utilizan su puerta de entrada para introducir ningún vehículo, mientras que otros lamentan tener que pagar cuatro años anteriores del impuesto sin previo aviso, y otros no entienden por qué deben pagar «de su bolsillo» las obras que implican la adaptación de la acera para entrar los vehículos, amén de una fianza por si los trabajos no se realizan correctamente.

$!El estado de una acera por donde pasaban cables de luz. Un vecino picó y dejó a los vecinos a oscuras. Marc Bosch

Uno de los afectados es Pascual González, que reside en el número 25 del paseo Santa Isabel. «No sé lo que quiere el Ayuntamiento», lamenta. «Me mandaron una carta donde me especificaban que tenía que realizar obras para adecuar correctamente el paso del vehículo. Quité el cemento de la entrada, lo comuniqué, pero luego me dijeron que había que realizar un rebajo del mismo bordillo y, además, dejar 600 euros de fianza». Este es el precio estándar que el Ayuntamiento está solicitando a todos aquellos vecinos a los que les está exigiendo llevar a cabo las obras.

$!Un vado pintado en el barrio de Sant Salvador. Foto: Marc Bosch

El lío en el barrio es «monumental», tal y como sigue insistiendo González: «Desde el Ayuntamiento me dijeron que instalase unos bloques de cemento, pero no lo he hecho. Unos han cortado los bloques con una radial, otros no. A algunos se les aprueban las obras y a otros no...».

Francisco Muñoz también ha decidido alzar la voz. Vive en el número 1 de la calle Montsià, una casa apareada. «No uso el garaje desde hace muchos años, ya que lo tengo de trastero. Un día del año pasado, mi hija metió el coche hasta la rampa de entrada para descargar algo en el trastero, y resulta que la Guardia Urbana le hizo una foto. Era la única vez que lo hacía», dice. El vecino recibió una carta en la cual se le requería construir el vado y pagar la tasa. «Realizamos alegaciones, pero no hubo manera», añade.

$!Una construcción de acero delante de una vivienda para demostrar que no entran vehículos. Foto: DT

La semana pasada, le contestaron. «No estoy obligado a poner vado, pero entiendo que me quieren cobrar la tasa de los dos años anteriores. Me siento indefenso, vapuleado e ignorado», espeta. «Esto no se va a quedar así y estoy valorando denunciar por prevaricación al responsable de los vados del Ayuntamiento», advierte.

Además, Muñoz desvela a este rotativo la siguiente situación: «En esta misma calle hay una señora a la que se le murió el marido hace siete u ocho años. Les han pasado una fotografía del vehículo dentro de la casa, de cuando él estaba vivo, y les han requerido el pago del vado. Esto no puede ser».

Otro de los vecinos que ha querido denunciar esta situación es Ángel Pérez, que tiene su vivienda ubicada en el paseo Santa Isabel, también en Sant Salvador. «De repente, nos llega una carta del Ayuntamiento obligándonos a pagar un vado. Nos indicaron que debíamos instalar bloques de hormigón, pedir permiso de obras... El gasto es enorme, ya que la obra de instalar un vado puede llegar a los 1.000 euros. Además, mi vecino, al picar para rebajar la acera, se encontró un cable de luz, lo reventó involuntariamente y los vecinos nos quedamos a oscuras. No puede ser que el Ayuntamiento no sepa que por aquí pasan cables de luz», lamenta este vecino.

¿Qué dice el Ayuntamiento?

«Sucede en todos los municipios, no solo aquí: para poder introducir un vehículo en una propiedad privada hay que pagar un vado». Así resume el consistorio una situación con la que los vecinos sí están de acuerdo. Lo que no entienden, sí justifica el consistorio, es que «las obras en la acera para realizar el rebaje van a cargo de los vecinos, ya que están realizando un uso privativo de la misma acera».

Sobre el depósito de 600 euros, justifican que «si no hacen bien la obra, el Ayuntamiento la repara y la lleva a cabo correctamente». ¿Por qué tienen que hacer las obras los vecinos? «Porque el Ayuntamiento no puede utilizar a sus operarios para obras particulares».

Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:
Comentarios
Multimedia Diari