Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arturo Neriz: 'Somos lobos hechos para correr'

Entrevista al oresidente del Club Excursionista Trail Tárraco y del comité de las Ultra Trails de la FEEC

Maria Pedrerol

Whatsapp
Arturo es conocido como el 'Lobo de Prades' porque de tanto que iba a las montañas se pensaban que vivía allí. Foto: Lluís Milián

Arturo es conocido como el 'Lobo de Prades' porque de tanto que iba a las montañas se pensaban que vivía allí. Foto: Lluís Milián

- ¿Correr?... Ufff...

- Venga un día y pruebe con nosotros (El Trail Tárraco). Le aseguro que repetirá.

 

- Uy..

- ¿Puede correr durante cinco minutos? Pues eso es suficiente. Luego, deje que la gente le contagie.

 

- ¿Contagiarme por ‘lobos’?

- Por el sentimiento que tienen entre sí.

 

- Es todo un placer tener delante al ‘Lobo de Prades’...

- Así es como me llama la gente de la zona. Cuando empecé a correr siempre iba por sus montañas con mi padre. Al final creyeron que vivía allí y me dijeron ‘pareces el lobo de Prades’. Me gustó y decidí que quería llenar la montaña de lobos.

 

- ¿En el trail Tárraco sois todos lobos?

- Empezamos siendo cuatro gatos y sí, ahora somos una manada de 250 lobos.

 

- Me atrevería a decir la manada de lobos más grande jamás vista...

- El club ha crecido demasiado. Cuento los días que no dedico al club.

 

- ¿Eso es bueno?

- Eso es un trabajo continuo y personalizado que hace que el club tenga un carácter social muy fuerte. Pasamos de ser un club de trail y de montaña a abarcar todo tipo de actividades: desde triatlón hasta atletismo, espeología e incluso esquí de montaña.

 

- ¿Cómo se mantiene la esencia de un club cuando se tocan tantas disciplinas?

- Cada mañana me despierto agradeciendo haber conseguido llegar a la gente para que cambie el chip de la competitividad. Esta es nuestra esencia. Que vayan a disfrutar y no se tomen el día de la prueba como un examen. No hay que perder el norte.

 

- ¿La competitividad en asfalto y montaña es la misma?

- La rivalidad en una modalidad u otra no tiene nada que ver. En asfalto en el momento en que te pones un dorsal no tienes amigos, corres contra el crono porque vas a buscar una marca. Vas a competir. En la montaña es diferente. Pero en ambos casos la esencia coincide. Y terminas y te vas a tomar una caña con los que han corrido contigo.

 

- Entonces, ¿qué tiene de particular la montaña?

- Allí no hay rivales; tienes compañeros de fatiga. En una ultra siempre llegan dos personas juntas. Te encuentras por el camino y pasas una locura de horas juntos en las que acabas hablando de todo. Esa es la grandeza de la montaña.

 

- Si poco más de 20 horas es una locura... ¿Qué pasa con las ultra trails de centenares de kilómetros como la PTL?

- La carrera en la que más he sufrido fue una de 3 kilómetros. Así que al final lo importante en estas ultras es cómo administras tus horas. Una ultra trail es un concurso de comer y beber. Dispones de cierta cantidad de calorías que tienes que ir gastando y reponiendo.Llegarás agotado, pero llegarás.

 

- Más o menos agotados... ¿todos podemos correr?

- Claro. El hombre está diseñado para correr largas distancias durante muchos días. En la prehistoria los hombres perseguían a sus presas hasta que morían fatigados.

 

- ¿Y si se fatiga antes el hombre?

- Eso es imposible. El hombre comienza corriendo cinco minutos. Se engancha y acaba haciendo una ultra trail de decenas de kilómetros.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También