Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cinco preguntas a Pepe Oriola, piloto de SEAT en el TCR

Ha logrado cuatro victorias en TCR esta temporada a los mandos de un SEAT León. Comenzó su carrera como piloto de turismos en la Supercopa SEAT León.

Redacción

Whatsapp

"Me siento piloto de SEAT".

Llega el final de la temporada en Macao tras un intenso campeonato, ¿cómo afrontas esta última cita?

"Después de la actuación en Malasia, soy consciente de que el título de las TCR International Series es ya misión imposible. Pero hay que pensar en el equipo, sobre todo tras conquistar el triunfo por equipos con Craft-Bamboo LUKOIL. Para ello, en Macao intentaré estar del lado de mi compañero, James Nash, para que pueda proclamarse campeón. Macao es siempre un circuito especial para mí, ya que es la casa de uno de mis principales patrocinadores, así que intentaré cerrar la temporada de la mejor forma posible".

¿Qué crees que es lo que lleva a tantos fabricantes de automóviles a estar presentes en campeonatos TCR?

"El coche que llevamos en pista es muy parecido al de calle. Y a esto hay que sumarle que los 18 campeonatos que han organizado con reglamento TCR les brinda la oportunidad de estar presentes en un mundo globalizado del motorsport. Los costes también han disminuido mucho respecto a otros campeonatos de turismos, por lo que es más fácil introducir los coches de esta forma, y no a precios desorbitados".

Durante gran parte de tu carrera deportiva has pilotado coches de SEAT, desde tus inicios, hasta llegar al Mundial de Turismos; y ahora en TCR, ¿con qué época te quedas?

“Nací en el mundo de los turismos en la Supercopa española con SEAT y siempre he pilotado con SEAT, con quienes he conseguido lo que para mí han sido grandes triunfos. Me siento piloto de SEAT y me encantaría seguir ligado a ellos. Es una gran marca y sus ingenieros y mecánicos, para mí, son de máximo nivel mundial. Tengo un gran recuerdo del subcampeonato de Europa con el modelo diésel que fue campeón del mundo. El modelo de ahora, el SEAT León TCR, muestra el gran trabajo realizado por el grupo. Estoy realmente cómodo con el coche, el equipo y el apoyo de SEAT Sport".

Después del karting diste el salto a las competiciones de turismos, precisamente en la Supercopa SEAT León, ¿qué fue lo que inclinó la balanza hacia los turismos y no hacia los monoplazas?

"Fueron tres conjunciones. La primera, mi 1,92m de altura ya era un hándicap para los fórmulas. Segunda: tomamos una decisión familiar de que el camino para llegar a la Fórmula 1 era prácticamente inviable. Y la tercera, tuvimos la gran suerte de que compartí equipo con Carlos Sainz Jr. en karting y su padre me dio buenos consejos. Siempre tuvo muy claro que mi forma de conducir se adaptaría perfectamente al mundo de los turismos, como así ha sido, por lo que siempre le estaré agradecido. Carlos y yo teníamos dos retos: que él llegase a la F1 y yo al WTCC, y finalmente ambos hemos conseguido ser pilotos profesionales. Ahora, para mí el referente mundial en campeonatos de turismos es el TCR, donde me siento muy cómodo. Es el campeonato de turismos del presente y del futuro".

¿Cuáles son los próximos retos que tienes en mente?

"Mi reto es quedarme en el campeonato TCR muchísimos años, consolidar mi condición de piloto profesional y ganarme la vida, como hago este año. Lo que para mí era un sueño, ya es una realidad. Además, me acabo de graduar en Derecho y ya tengo un título universitario, por si algún día dejo las carreras. Mi verdadero sueño y pasión es seguir siendo piloto, como hasta ahora".

 

 

 

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También