Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Cuidar de un bebé sin experiencia previa

La difícil tarea de los padres primerizos

Redacció

Whatsapp
Cuidar de un bebé sin experiencia previa

Cuidar de un bebé sin experiencia previa

El cuidado de un bebé es un factor tremendamente importante tanto para él mismo, como sobre todo para sus padres, más aún cuando éstos son primerizos, ya que les corresponde a ellos la increíble responsabilidad que supone la correcta crianza del retoño: algo que sin lugar a dudas no es fácil, más aún teniendo en cuenta la gran cantidad de elementos que se requieren para ello, entre los cuáles destacan los vigilabebés con cámara como estos, de los cuáles hablaremos a continuación.

Y es que los hijos recién nacidos son todo un foco de necesidades y responsabilidades, ya que son totalmente dependientes de sus padres hasta que cumplen algunos años de edad. Normalmente, se suele terminar esta etapa específica de cuidados esenciales cuando el pequeño ha aprendido a andar y hablar con soltura, y al menos aún hasta los dieciocho años (cuando cumplan la mayoría de edad estipulada en el país) continuarán estando bajo la custodia compartida de ambos progenitores, a menos de que éste se emancipe de forma legal (algo que no suele suceder a no ser que existan multitud de problemas domésticos, y muy graves).

Los cuidados y necesidades más básicas y existenciales de un bebé

Es por esto que cuando una pareja da a luz a su primer hijo, deberán de experimentar y utilizar todo su ingenio para poder hacer efectivos todos los cuidados necesarios que requiera, ya que (y sobre todo al principio) será muy difícil identificar qué es lo que quiere, por qué llora, si tiene molestias, padece algún dolor, siente hambre o cualquier otra cosa. Y es que al principio de su etapa como infante, la mayoría de bebés tan solo se pasan el día durmiendo y comiendo. Ambos factores son clave en su evolución, y le servirán para avanzar y crecer, madurando como ser humano hasta su siguiente etapa juvenil.

Hasta entonces, y para proporcionarle las mayores comodidades, se le deberán de procurar elementos tan importantes como las hamacas para bebés, tronas, una cuna, sillas y carritos para paseo, etc. Por no hablar de una alimentación adecuada basada en potitos, leche y alimentos de todo tipo procedentes de las mejores marcas del mercado como Philips Avent destinadas al cuidado de bebés recién nacidos en específico.

Uno de los elementos más importantes es sin duda alguna (y como ya hemos comentado) el vigilabebés, ya que consigue facilitar la tarea del cuidado a los padres, permitiéndoles saber en todo momento el estado de su hijo a través de un altavoz y una cámara, escuchando y viendo qué es lo que sucede en la cuna o donde sea que hayan dejado al pequeño para descansar mientras realizan otro tipo de tareas o simplemente descansan, ya que evidentemente estar al cargo de una persona tan frágil, delicada e inocente durante las 24 horas del día acaba por agotar a cualquiera, más aún a unos padres primerizos que tienen que enfrentar todo esto sin ayuda.

 

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También