Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desafíos gastronómicos: hamburguesas picantes y perritos calientes gigantes

Comer hasta reventar. Un modelo de negocio al que se unen cada vez más restaurantes en la provincia

Whatsapp
Empleados del Shambala presentando los retos gastronómicos. foto: ALBA MARINÉ

Empleados del Shambala presentando los retos gastronómicos. foto: ALBA MARINÉ

Tres restaurantes de la demarcación se disputan a los clientes con más fama de glotones. Son el restaurante Shambala de Vila-seca, el Sora sushi de Reus y el recién estrenado Ribs de Tarragona. Tanto el Shambala como el Ribs ofrecen cocina tradicional americana a precios muy razonables. Sora sushi como ya desvela su nombre es un negocio enfocado a la comida japonesa. Todos ellos tienen en común la apuesta por una estrategia empresarial basada en los retos gastronómicos con los distintos alicientes y recompensas correspondientes de conseguir superarlos.

El restaurante Shambala con una trayectoria más que consolidada, prueba de ello son sus intenciones de franquiciar su modelo de negocio, ofrece a sus clientes varias opciones a cada cual más sugerente. La primera consta de una hamburguesa (catalogada como la más alta de Europa) de un kilo con carne de kebab, beicon, huevo frito, cebolla, queso, lechuga y tomate. Nada más y nada menos que unas 8.000 calorías de ingesta que el comensal deberá de ingerir en un tiempo límite de 20 minutos. El segundo de sus retos, y no por ello más asequible, es el apodado Volcano. Un bocadillo de roast beef con wasabi, chile habanero, jalapeño, pimiento africano y guindilla que muy probablemente sea uno de los más picantes del mundo. A deborar en el mismo tiempo límite que la hamburguesa. Y por último, el frankfurt de metro acompañado por unlilo de patatas bravas. Este último, no ha sido superado per ningún comensal hasta el momento, asegura Aitor Hidalgo copropietario del american dinner. La recompensa a la que optan los que logren superarlo es la inclusión de su fotografía en el muro de los retos del restaurante, además de en el perfil de facebook del mismo, a parte de la fama inherente que el reto ya genera de por sí. A diferencia de otros restaurantes de comida rápida el producto que se ofrece es de primer nivel.

El restaurante Ribs de Tarragona, de reciente apertura hace escasos tres meses y situado en el polígono comercial les Gavarres, basa sus retos gastronómicos no tanto en las cantidades ingentes de comida, sinó que lo hace enfocándose más en un producto extremadamente picante. Se trata de su Diablo Burguer. Una hamburguesa con una salsa secreta muy picante y jalapeño rojo, acompañada de patatas fritas. Es una modalidad de reto que puede encontrarse actualmente en cualquier Ribs de España. Pues se trata de una franquicia norte americana con una importante implantación en Catalunya, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y en menor medida en Aragón, Andalucía y Extremadura. Si se consigue superar el reto, se premia al valiente ganador con una camiseta conmemorativa, una fotografía en su rincón de la fama y una hamburguesa no picante gratis.

Además, y como curiosidad, Eduard Martí, su propietario cuenta que los fines de semana los camareros como parte del show bailan, amenizan la velada y sortean la total gratuidad de una mesa de comensales. Así que pese a no acceder a disputar el reto de la hamburguesa picante, es una opción muy interesante a tener en cuenta por las ventajas que ofrece.

Por último, y como opción para los amantes de la comida japonesa, el restaurante Sora sushi, de Reus. Propone a sus clientes la terrible empresa de acabar con 69 piezas de sushi compuestas por niguiris, california rolls y makis en menos de 45 minutos. Todo un reto tratándose de una cantidad ingente de arroz y pescado crudo que de bien seguro pocos serán capaces de superar. A pesar del esfuerzo que implica tal desafío, la recompensa, de bien seguro, actuará como catalizador para lograr acabarselo todo en el tiempo límite establecido. Pues aparte de conseguir una camiseta con la frase : ‘Yo hice un 69 en el Sora’ y tener una fotografía de quien logré superar el reto en su Wall of fame, conseguirá además comer sin ningún tipo de coste.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También