Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Destino: Tierra Santa

La Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jersulén celebró una velada benéfica muy emotiva en compañía de autoridades y representantes de toda Tarragona

Pablo Latorre

Whatsapp
La orden es la única laica de El Vaticano que apoya su proyecto. cedida

La orden es la única laica de El Vaticano que apoya su proyecto. cedida

Andreu Muñoz, el arqueólogo y director del Museu Bíblic de Tarragona atrajo toda la atención. Rodeado por la espectacular arquitectura del Centre Tarraconense ElSeminari, expuso la evolución histórica del Gólgota y el Santo Sepulcro de Jerusalén a un total de 90 asistentes.

Como Muñoz, el Cor Jove de la Schola Cantorum des Amics de la Catedral de Tarragona mantuvo seducidos a los asistentes en el claustro de Sant Pau del Seminari. Es más, consiguió que el público aumentara hasta las 150 personas. Bajo la batuta de Anna Mateu, el coro llenó cada rincón con un amplio repertorio de música religiosa, que terminó con el canto Goigs en Honor del Orde Eqüestre del Sant Sepulcre de Jerusalem. No fue ninguna casualidad. Tanto ellos como Muñoz fueron citados por la misma orden en el palacio episcopal para para participar en la cena solidaria que celebró en favor de la comunidad cristiana de Tierra Santa.

Los miembros de esta orden mundial –la única laica del Estado de la Ciudad del Vaticano– quisieron festejar la Pascua con una velada benéfica muy especial, en compañía de personalidades de toda Tarragona. La presidenta de AECC de TGN, Ana Vilallonga; el presidente y rockero local, Jordi Freixa; miembros del Club Lions; y representantes de agrupaciones de Semana Santa y cofrades de Reus, Valls y Tarragona, son algunos de los invitados.

Ésta fue una de las dos acciones más importantes que la orden celebra al año, junto a la conmemoración de la Madre de Dios de Palestina. La noche terminó con la cena solidaria, que recaudó unos 1.200 euros. Este capital se destinará al proyecto de la orden, pues procura mantener las actividades e instituciones de la Iglesia en Tierra Santa, y particularmente en el Patriarcado Latino de Jerusalén.

Como explicó la responsable de la orden en Tarragona, Mercè Martorell, «quieren apoyar la labor social de la Iglesia, que hasta ahora ha financiado la escolarización de 18.000 alumnas, el dispensario del Patriarcado, y servicios sociales a personas necesitadas, entre otras muchas cosas». Un proyecto ambicioso con un presupuesto de 10 millones de euros, que gracias a los miembros de aquí recibe un pequeño, pero generoso, empujón desde TGN.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También