Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dormir cinco días al raso por tu ídolo

El Festival Internacional de Música de Cambrils está marcado por imágenes de fans esperando, a las puertas del Pinaret, la actuación de sus ídolos.

sonia fenoy

Whatsapp
Ayer era el gran día de las Sweet California, y sus pequeñas fans ya estaban preparadas para la ocasión. Fotos: pere ferré

Ayer era el gran día de las Sweet California, y sus pequeñas fans ya estaban preparadas para la ocasión. Fotos: pere ferré

Parece que es venir los famosos y los fans olvidan por completo su rutina diaria. Y es que, cuando se trata de nuestros ídolos hacemos todo lo posible para poder verlos ni que sea por un momento. Seríamos capaces de cualquier cosa con el fin de tocarlos, o tenerlos un poco cerca, aunque no podamos tener la suerte de poder charlar con ellos. No nos importa que ello implique desplazarnos hasta lugares inhóspitos porque igualmente lo haremos sin darle muchas vueltas a la cabeza. Precisamente, eso es lo que está ocurriendo estos días en el Festival internacional de la Música de Cambrils.

Este verano, esta playera ciudad, como lleva haciendo desde hace ya varios años, ha captado a los artistas de más renombre español, que han decidido formar parte del festival. Asi, hemos podido ver pasar por el escenario a Estopa, Miquel Poveda, Raphael, Julio Iglesias y muchos otros de los grandes. Todos ellos han atraído a personas de todas partes de España, desde madrileños, valencianos, barceloneses, hasta los más allegados, reusenses, tarraconenses…, que se han acercado hasta las puertas de la pequeña y acogedora ciudad de Cambrils para acudir a los últimos espectáculos del festival.

Cuando nos encontramos ante las puertas del parque, apreciamos, allí, sentados con sillas y en círculo, alrededor de las tiendas de campaña montadas, grupos de jovenes y adultos que, posicionados, se colocan en el lugar pertinente según indican las vallas para ver a su artista favorito. Los que predominan son los seguidores de Malú, quienes han preferido acampar, ya, desde el sábado pasado para ser los primeros en ocupar los sitios predilectos para observar a la cantante, aunque tampoco faltan los fans de Alejandro Sanz.

Muy pocos vienen acompañados de sus familiares, y en el caso de que así sea, van con sus hermanos o padres. En el caso de Alejandro Sanz, la mujer que espera para asistir a su concierto lo hace de la mano de su hermana, una seguidora fiel del artista desde los 9 años, un tiempo considerable teniendo en cuenta que ahora está cerca de la treintena. Aun así, nunca es demasiado tarde para cometer locuras, y si son sueños, mucho mejor.

En cambio, los que venían para la actuación de Malú eran más jóvenes, aunque también habían adultos en el grupo.

Todos ellos nos cuentan que están organizados en dos o tres clubs que se van turnando para guardarse el sitio.

Muchos llevan acampados delante de la puerta del Parc del Pinaret desde el sábado pasado, y tiempo, como ellos mismo expresaban, es de lo que más les sobra. Por ello, cuando tratamos de que nos expliquen cómo lo hacen para no aburrirse, nos nombran algunos métodos o estretegias para entretenerse y divertirse, y nos cuentan algunas anécdotas.

Entre los juegos a los que se apuntan sobresale el monopoli, con el que la mayoría mata esas horas eternas de calor que parece que no tienen fin. Por otra parte, también están las cartas como el Uno, la baraja clásica, el póker, etc, que llevan de cabeza a muchos de sus jugadores, que impacientes esperan el día de la actuación de su ídolo en el escenario de Cambrils. No solo se entretienen con juegos de mesas, muchos ‘cascan’ sobre artistas y rumores que les llegan, mientras otros prefieren cantar o bien tocar la guitarra.

Todo ello frente al Parc del Pinaret, que estos días avanza la apertura de puertas a las siete y media de la tarde para que los fans puedan entrar ya antes, si quieren. De esa forma, también se preparan para el gran momento, que está a la vuelta de la esquina, el de conocer a sus artistas favoritos.

A la hora de comer, establecen unas horas para cada uno, y un tiempo, también reglamentado. Lo que hay que tener en cuenta es que entre ellos y ellas se van alternando los turnos, para que no siempre el mismo esté a la misma hora haciendo guardia. Así evitan que no se convierta en algo muy pautado y estrictamente controlado.

Para la comida suelen ir a buscarla a un supermercado, o bien los mismos residentes bondadosos de allí, de Cambrils, les ofrecen ayuda alimentaria. De esa forma, estos viajeros que vienen desde tan lejos pueden estar bien cuidados.

La verdad es que hay muchos fans que siguen a sus artistas desde bien jóvenes, como ya hemos podido comprobar anteriormente, en algún caso, y otros que, por influencia y costumbre de haber escuchado esas canciones diariamente en sus viviendas, se han acostumbrado a ellas, e incluso se han aficionado.

Lo que nos lleva a otra pregunta importante: ¿dónde descansan todas estas personas? Las respuestas son muy variadas. Muchas de ellas duermen en la misma calle, en el suelo, o bien llevan consigo tiendas de campaña fáciles de montar y de plegar, en el interior de las cuales descansan, aunque también tenemos otros casos que se han dado de jóvenes que han sido acogidos por residentes de la zona. Los mismos habitantes de Cambrils, en varias ocasiones se acercan a los fans para que echen un trago de agua, de un refresco o coman alguna cosa. Se preocupan por ellos, ya que saben las repercusiones que puede tener el no comer e hidratarse bien.

Algunas de las chicas nos contaban cómo uno de los días, buscando sombra, fueron a colocar su tienda en el césped, y de repente los aspersores se encendieron, forzándolas a recoger a toda prisa.

Con ello queda constancia de que los fans estarían dispuestos a liderar una batallón con el fin de poder oír y ver a sus ídolos.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También