Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Echar a correr bajo cero

Llega el invierno y no quieres dejar de entrenar. Si preparas tu cuerpo adecuadamente superarás la pereza de salir a correr o ir en bici cuando el termómetro está congelado

Silvia Fornós

Whatsapp
Las prendas térmicas son básicas. FOTO: Lluís Milián

Las prendas térmicas son básicas. FOTO: Lluís Milián

La temperatura se ha precipitado esta semana. Los escasos grados positivos registrados no han congelado las ganas de entrenar. Pero, ¿sabemos cómo preparar nuestro cuerpo para afrontar el frío polar? Desde el centro Sinergia de Reus Àngela Sancho, fisioterapeuta y especialista en entrenamiento personal terapéutico, y Lurdes Burgos, osteópata y fisioterapeuta, nos dan las claves para ejercitarnos cuando el mercurio está en negativo.

Lo primero

La ayuda de un profesional nos vendrá bien para planificar el entrenamiento. «Lo primero es decidir qué actividad vamos a realizar cada día y a qué intensidad», afirman ambas expertas.

Mirar el reloj. Tanto si somos amantes del running como devotos del ciclismo, o nos confesamos apasionados del cualquier deporte al aire libre, debemos tener en cuenta la hora del día en la que realizaremos ejercicio. «Es fundamental. Si podemos entrenar durante las horas de sol y al aire libre activaremos la vitamina D y la serotonina comenzará a trabajar, regulando, entre otras cosas, el estado de ánimo», recuerdan Àngela y Lurdes del centro Sinergia de Reus.

La ropa

¿Qué nos ponemos? Entrenar y transpirar. La ropa no debe asfixiarnos. «Un punto importante es utilizar ropa técnica si entrenamos al aire libre. Tendremos que llevar ropa térmica que nos ayude a mantener nuestra temperatura corporal pero deje transpirar nuestro cuerpo sin que notemos la humedad», destacan Àngela Sancho y Lurdes Burgos.

Las prendas térmicas son básicas. Desde la tienda Bikila Tarragona Alfonso Moriana, quien también es entrenador de atletismo, nos recuerda que «no debemos ir demasiado abrigados por que en diez minutos de entrenamiento entraremos en calor». En nuestro armario deportivo hay que colgar las zapatillas, unas mallas, una camiseta técnica térmica y un jacket. Si salimos de noche o por la montaña debemos extremar las precauciones. «Si no hay luz debemos llevar un frontal para que nos vean los coches, así como el móvil». Otros gadgets complementarios son una mochila de hidratación, luz frontal, un pulsómetro, un MP3 para correr, etc.

¿Debemos renovar el vestuario cada temporada? No, si la ropa es de calidad. Alfonso Moriana asegura que «hoy en día los materiales son de suficiente calidad para durar tres y cuatro años, tanto una camiseta térmica como unas buenas zapatillas».

Necesitamos energía

Hidratarnos es imprescindible, además de tomar algo ligero. La entrenadora personal y fisioterapeuta nos recuerdan la importancia de «hidratarnos muy bien con agua y tomar un rato antes algo ligero que nos aporte energía durante el entrenamiento, como plátano, frutos secos,…». Una alimentación controlada nos ayudará a equilibrar lo que necesitamos ingerir y lo que consume nuestro organismo. Àngela Sancho y Lurdes Burgos nos recuerdan que «son importantes las cremas de verduras y alimentos calientes para ayudar a regular temperatura, sobre todo si entrenamos en el exterior».

Temas

  • NALTROS

Lea También