Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cine, visto como un libro de historia

El cineclub ‘Visionado Crítico’, en Vila-seca, combinará películas y obras literarias para debatir y reflexionar

Javier Díaz

Whatsapp
Vicente Arnal y J.C. Ibarz en El Rebotim de Vila-seca

Vicente Arnal y J.C. Ibarz en El Rebotim de Vila-seca

Los cineclubes conservan un halo de romanticismo. Son espacios para inquietos culturales, para debatir, reflexionar y dejarse llevar por el arte. La proyección de una película puede dar pie a charlas profundas sobre las políticas neoconservadoras de Donald Trump o Jean-Marie Le Penn,  la islamofobia o el auge del cine zombie a partir del ataque de las Torres Gemelas. J.C. Ibarz, escritor, activista y fundador de la Asociación Social Acrítica, y Vicente Arnal, graduado en Historia del Arte y autor de varios guiones de cortometrajes de no ficción, recuperarán esa esencia cultureta (en el buen sentido de la palabra) con el proyecto 'Visionado Crítico', de septiembre a junio en Vila-seca.

«Pretendemos crear sentido crítico a través del cine y la literatura, provocar la reflexión en el espectador y buscar nexos en común entre los temas propuestos y los problemas cotidianos de nuestro contexto», explican los impulsores de este cineclub 2.0, como ellos lo definen.

«La sociedad que nos envuelve padece un ciclo de ‘consumo y olvido’ que hace necesario darle un valor distinto a las expresiones culturales y obras artísticas. La apreciación de cada película, libro o cualquier otro soporte cultural pasa por analizarlo en su contexto histórico y el trasfondo ético», afirman Arnal e Ibarz.

'Visionado Crítico' tendrá lugar en el Casal Popular El Rebotim  y constará de dos sesiones mensuales, el segundo y el último viernes de cada mes, de 19.00 a 21.00 horas. El acceso será gratuito.  «La metodología que utilizaremos se llama cine-historia: una crítica textual hacia cualquier tipo de documento para poder entender la intencionalidad del filme, los temas históricos presentados y su relación con los hechos socio-políticos de la sociedad que los alumbra, siempre teniendo en cuenta la mentalidad actual», cuentan.

Cine como herramienta para entender la historia. «Un aficionado puede acercarse a una sala de cine o comprarse un DVD para disfrutar del mundo cinematográfico desde su técnica, desde la historia y evolución del arte o por simple entretenimiento. En nuestro caso, el cine nos servirá como agente histórico en evolución, como libro de historia, pero en un formato más atractivo y dinámico», apuntan.

‘Tiempos cambiantes’
La literatura será la otra pata del proyecto, a través de textos de autores clásicos y contemporáneos como Haldous Huxley, George Orwell, Zygmunt Bauman, John Joseph Adams, Ray Bradbury o Antonio José Navarro. «Vivimos tiempos cambiantes a una velocidad de vértigo, por este motivo, las obras que nos presenta el cine o la literatura  nos pueden ayudar y hacer click, apretar el botón de pausa y contemplar que sucede a nuestro alrededor con algo más de calma», señalan.

Las primeras sesiones (15 y 29 de septiembre) tratarán sobre distopías

El cineclub arrancará los días 15 y 29 de septiembre con un ciclo dedicado a las distopías, titulado El futuro que no queremos. Proyectarán fragmentos  de Mad Max, Hijos de los hombres o Campo de exterminio y el clásico francés La Jetée (Chris Marker, 1962). «No vivimos el mejor de los mundos y estamos todavía muy lejos de la utopía planteada, hace ya  cinco siglos, por Thomas Moore. Las  crisis económicas, debacles humanitarias como las de los refugiados de los diferentes conflictos bélicos o el auge de las políticas del miedo están provocando que, la utopía vire su camino y tome un peligroso atajo: la distopía», consideran.

El cine de género, con una presencia destacada del terror, será protagonista en los pases. « Siempre actúa de forma hiperbólica o metafórica de la realidad, personificando una ideología o una civilización en un ente, cuyo rol será vital para la trama. Ya sea en la idea de extraterrestres en la ciencia ficción o como un asesino en serie en el terror, cada uno tiene unos rasgos y directrices basados en los agentes reales que inspiraron su interacción dentro de las películas y novelas que presentamos», concluyen Arnal e Ibarz.

Temas

Comentarios

Lea También