Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Naltros Estar en forma

El mito de la operación bikini

Cuando se acerca el verano tenemos ganas de vernos mejor. En un par de meses queremos ponernos en forma y conseguir resultados rápidos, cuando lo aconsejable es tener esta actitud durante todo el año

Silvia Fornós

Whatsapp
La buena alimentación y el ejercicio deberían ser un contrato de todo el año.

La buena alimentación y el ejercicio deberían ser un contrato de todo el año.

Se repite cada año. La llamada ‘Operación Bikini’ regresa con el calor para recordarte que se te ha ido la mano con los dulces, las cenas de cumpleaños y las comidas familiares. Te entran las prisas. Quieres llegar al primer chapuzón del verano luciendo una forma perfecta. A estas alturas de la primavera, y a las puertas del verano, lo único que te queda es confiar en los milagros. 
La ‘Operación Bikini’ es un mito, lo único que funciona es la constancia. «Lo ideal es entrenar y comer de manera variada y equilibrada todo el año, y mejorar la forma durante los meses de verano», asegura el entrenador personal Marc Torrents, del centro Body Viu de Reus. 
Si te pasas los 365 días del año sin hacer nada no confíes en conseguir un ‘cuerpo 10’ del que presumir en junio, julio y agosto. «La gente comienza la ‘Operación Bikini’ en marzo, abril y mayo, pero ya es tarde», asegura el experto en actividad física. Deberías empezar con el reto con 9 meses de antelación. «Evidentemente que cada persona tiene unas características, peso, talla, edad, nivel de entrenamiento..., y el plan tiene que ser personalizado», explica Marc Torrents. 
Te preguntas qué es lo primero que debes hacer antes de empezar a hacer ejercicio. El entrenador personal aconseja «concienciarse, porque no es un proceso que dura dos o tres meses». Es una inversión a largo plazo si no quieres ser víctima del refrán «lo que fácil llega, rápido se va». «Los milagros no existen, lo importante es tener un hábito y comenzar cuanto antes mejor, y ser constante», asegura Marc Torrents. Para empezar con buen pie evita estos tres errores más comunes:

- Pasarte con el entrenamiento: «Entrenar muchas horas y de forma descontrolada no te aportará más beneficios», afirma Marc Torrents. Olvídate de hacer tres clases de spinning seguidas, no es necesario.  

- Hay vida más allá del cardio. Si quieres ponerte en forma puedes practicar otras actividades físicas o incluso empezar con la electroestimulación. «También puedes probar con el HIIT para hacer ejercicios diferentes», asegura el entrenador personal. 

- No te obsesiones con el peso y olvida la báscula. Si te encuentras en la fase de pérdida de peso, Marc Torrents propone pensar también «en la tonificación y en ganar masa muscular». 

Busca un profesional
Entrenador personal, gimnasio convencional, clases dirigidas, yoga, pilates,... ¿Qué debes elegir? «La mejor opción es un entrenador personal porque diseñará una programación de entrenamiento personalizada, después de hacer una valoración inicial de tu estado físico», asegura Marc Torrents. 

Ordena la alimentación
La práctica de ejercicio físico debe sincronizarse con una alimentación equilibrada y variada, con un alto contenido en vegetales, legumbres y fruta y un buen descanso. Esto no significa poner un candado en la nevera. «Vernos mejor no tiene que ir asociado a realizar una dieta muy baja en calorías y restringida en energía. Nuestro organismo necesita energía para realizar las funciones básicas diarias», asegura Marta Martinez, dietista-nutricionista en el centro Body Viu de Reus. Recalca que «no existen los milagros» y que entre el sector «disgusta» el término ‘Operación Bikini’. «Si durante todo el año no hemos cambiado ningún hábito, nuestra figura en 2 o 3 meses no cambiará», afirma. El temido efecto rebote se alimenta de la ‘Operación Bikini’. A largo plazo recuperarás el peso perdido. ¿Por qué? La dietista-nutricionista explica que «el metabolismo enlentece como consecuencia de la gran bajada de peso, lo que supone una disminución de la masa muscular. Por lo tanto, cuando dejas estas dietas tan restringidas y nada personalizadas, que no se basan en una educación nutricional, y recuperas los hábitos alimenticios, también recuperas los kilos». Sabes las consecuencias, pero cada año tropiezas con la misma piedra. Pero hay afortunados que en verano logran cambiar sus hábitos alimentarios. De ser así, cuando llegue el 31 de agosto no tires la toalla. Desde el punto de vista del entrenador personal la clave está en «marcar nuevos objetivos para seguir con este estilo de vida». Para Marta Martínez la «‘Operación Bikini’ no debe tener fecha de caducidad, sino que se debe plantear como un inicio para un cambio y no con un final determinado».
Piensa en la ‘Operación Bikini’ como un contrato indefinido, y no como un empleo de verano.

Temas

Comentarios

Lea También