Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

El sabor del otoño conquista la cocina

Manzana, pera, calabaza, alcachofa, setas o frutos secos son alimentos de temporada e imprescindibles en la despensa

Sílvia Fornós

Whatsapp
Imagen de Mai Martí, cocinera del restaurante La Giberga que se encuentra en Reus. Foto: Alba Mariné

Imagen de Mai Martí, cocinera del restaurante La Giberga que se encuentra en Reus. Foto: Alba Mariné

Ni triste ni aburrida. La despensa en otoño se llena de ricas frutas, saludables verduras y sabrosos pescados. Alimentos que aportan a la cocina el frescor de los productos de temporada. «En esta época del año los platos y bebidas frías ya no apetecen tanto, igual que las frutas más líquidas como la sandía y el melón», destaca la dietista-nutricionista Rosa Baró, del centro Alomar de Reus. Si bien la astenia otoñal puede ocasionarle una pérdida temporal del apetito, que no resulte la excusa para aborrecer la alimentación. 
¿Qué puede comer? «Manzanas y peras podemos encontrarlas todo el año pero el grado de maduración óptimo es en otoño, además de pomelo, naranja, mandarina, mangos, chirimoyas, etc.», detalla la dietista-nutricionista. La lista anterior es solo una muestra de las frutas de temporada, el inventario es más extenso con las uvas, los higos, los arándanos y las moras.

En esta época apetecen más las cocciones templadas o calientes

En cuanto a verduras puede engrosar la enumeración con espinacas, coliflor y nabo. Pero tampoco pierda de vista las primeras alcachofas que llegan este mes de octubre, así como las coles de Bruselas. «Más adelante, en noviembre, destacarán las acelgas, los cardos, los espárragos trigueros y el hinojo. En diciembre la col, el brécol y el apio», detalla la experta en alimentación. Si lo que busca son productos estrella no deje pasar la oportunidad de comprar granadas, castañas, nueces y boniato, y recuerde que los frutos secos también son propios del otoño, sobretodo las castañas y las nueces.
«La familia de las setas, como ‘ceps’, níscalos y champiñones, son imprescindibles, mientras que en tubérculos tenemos el boniato», destaca Rosa Baró. Por último si es más de pescado que de carne anote los siguientes alimentos: lenguado, besugo, bonito del norte, salmonete, dorada, caballa, melva, almeja, mejillón, navaja, pulpo… 
«En otoño apetecen más las cocciones templadas o calientes, empezamos a introducir algunas sopas y cremas, platos de cuchara y en el caso de las ensaladas aproveche la época para añadir las verduras de hoja de temporada como las endivias, y que puede mezclar con setas o granada, para proponer un ejemplo», añade la experta en alimentación.

Las castañas y las nueces son frutos secos propios del otoño

Sin prisa, pero sin pausa
A estas alturas seguro que se le hace la boca agua después de leer la anterior lista de alimentos otoñales. Tampoco es cuestión de arrasar en el mercado local. En opinión de la dietista-nutricionista de verano a otoño la alimentación «debería cambiar paulatinamente acorde con las frutas y verduras de cada mes, de agosto a septiembre ya notamos un pequeño cambio por ejemplo con uvas e higos y vamos avanzando a octubre con la granada, membrillo, caqui, etc.». 
En la frutería de la esquina o la pescadería de confianza del mercado encontrará todo lo que necesita para llenar la cesta de la compra en los próximos meses. «Aunque el fenómeno de la globalización nos permite conseguir casi cualquier fruta o verdura en casi cualquier temporada, es mejor que preguntemos en los mercados por productos de proximidad y temporada para que sus sabores, texturas y precios sean los óptimos», asegura Rosa Baró.

 

setas, La Giberga, Reus
Las setas son un alimento muy versátil en otoño. FOTO: ALBA MARINÉ

Un favor a la salud
Su cuerpo agradecerá que en esta época del año la base de su alimentación sean alimentos de temporada. Razones le sobran. «Son ricos en los nutrientes que necesitamos según el clima que nos rodea, aportan y refuerzan las necesidades de nuestro cuerpo. Por ejemplo en verano nos aportan más hidratación las frutas como la sandía y en otoño comer granadas, cítricos, boniatos, castañas,… nos ayudan a aumentar el aporte de vitamina C y B6 y a reforzar las defensas», explica la dietista-nutricionista Rosa Baró. 
Y si durante las bajas temperaturas sufre los primeros resfriados, la alimentación también ayuda en la prevención, reforzando las defensas gracias a ciertas vitaminas y antioxidantes que contienen los cítricos, las legumbres, el pescado azul, los frutos secos...
La misma especialista recuerda que en otoño mejorará su flora intestinal tomando manzanas, peras, calabazas, coliflor, boniatos, castañas… «Siempre mejor seguir unos cambios paulatinos, no de forma brusca, sino ambiando acorde a lo que nos ofrecen los cultivos de proximidad y temporada», concluye Rosa Baró.

Manos a la obra
Si ha tomado nota de todas las recomendaciones anteriores, ya tiene la receta básica para seguir comiendo saludable y equilibrado también en otoño. Pero si todavía le falta inspiración culinaria, la cocinera del restaurante La Giberga (Reus), Mai Martí, explica algunos de sus secretos para aprovechar al máximo los productos de temporada en otoño. «En cualquier cocina no pueden faltar, en esta época del año, las setas, son un alimento ideal para incorporar a la dieta en otoño, porque tienen muchos minerales, vitaminas, fibra… además son muy versátiles y permiten elaborar desde un primer plato hasta un postre», detalla la chef. La temporalidad de algunos alimentos es una oportunidad y una excusa perfecta para dejar de lado la monotonía en su alimentación.

Los alimentos de temporada son ricos en vitaminas y minerales


Tampoco es cuestión de complicarse la vida detrás de los fogones, sino más bien de sacar el máximo partido de sus habilidad culinarias para exprimir todo el jugo a los alimentos. En palabras de Mai Martí la base debe ser una cocina más sencilla y cercana, ya que « los tiempos de cocción han cambiado mucho con los utensilios que hoy en día hay en cualquier cocina, todo es más sencillo». Entonces, ¿a qué espera para disfrutar en octubre, noviembre y diciembre de los sabores del otoño? 

Temas

Comentarios

Lea También