Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Esculturas digitales para indagar en el mundo virtual

Daniel Canogar enfrenta al público con apabullantes videoanimaciones con las que mide el impacto tecnológico en nuestras vidas

EFE

Whatsapp
Daniel Canogar pone los medios y soportes tecnológicos al servicio del arte.  FOTO: www.danielcanogar.com

Daniel Canogar pone los medios y soportes tecnológicos al servicio del arte. FOTO: www.danielcanogar.com

El pensador, sociólogo y economista Manuel Castells habla de la «piel digital» sobrepuesta a la epidermis de casi todos los seres humanos en las últimas décadas. Sobre esa tecnológica piel y sus transformaciones indaga desde el arte Daniel Canogar (Madrid, 1964), un creador que juega con las tecnologías y la escultura mezclando big data, fibra óptica, internet y la corporeidad de sus piezas. En las esculturas luminosas y digitales de Fluctuaciones, el proyecto que presenta en la Sala Alcalá 31 de Madrid, reflexiona sobre los desafíos de los megadatos y la transición del mundo real al virtual. Sobre la memoria perdida, el crecimiento de internet y los riesgos que genera.

Reúne 24 obras del llamado media-art, de dimensiones muy diversas, algunas de apenas unos centímetros y otras gigantescas. Su denominador común es el uso de medios y soportes tecnológicos puestos al servicio del arte, su conexión a la red en muchos casos «para entablar un diálogo estético con los entornos digitales». Enfrenta Canogar al espectador a apabullantes instalaciones o videoanimaciones conectadas con las que mide el impacto de las tecnologías y en nuestra vida. 

«Este mundo de datos sobrepuesto a nuestra realidad como la segunda piel de la que habla Castells es el que refleja la obra de Canogar», asegura Sabine Himmelsbach, comisaria de la muestra organizada con la colaboración del Museo Universidad de Navarra.

Temas

Comentarios

Lea También