Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Ese otro que hay en ti es simbología pura"

Entrevista. Ballester publica un thriller romántico que va tras la pista de un necrófilo en la Valencia de la burbuja inmobiliaria 
Whatsapp
El escritor Juan Ballester presenta nueva novela. FOTO: DT

El escritor Juan Ballester presenta nueva novela. FOTO: DT

El escritor y colaborador del Diari, Juan Ballester (1959) acaba de publicar Ese otro que hay en ti, una obra que se presenta mañana en Tarragona de la mano del escritor Marcelo García. 

La obra está calificada de thriller romántico pero parte de un acto macabro.

La parte macabra es el thriller y la romántica es que hay una historia tremenda que es lo que sucede en algunos géneros literarios, que el investigador tiene una relación que se apodera de la trama. Es un poco una sátira porque las novelas negras están basadas en el temor de que otra nueva víctima sea atacada y aquí, dada la naturaleza de las víctimas, no sucede. 

Burbuja inmobiliaria, Valencia, paraísos fiscales. ¿Lo podemos asociar a un partido político?

La historia sucede desde 1999 hasta 2017 y se puede relacionar con las gaviotas que sobrevolaron Valencia durante esa época. 

¿Y por qué precisamente un catalán en la trama?

Es un tema recurrente que realmente para mí no tiene mayor trascendencia en la novela. Durante la trama forma parte de la historia si es o no catalán. Hay una fallera cuyo cuerpo ha sido profanado y ahí juego con el tema valenciano. La novela es un juego de simbología pura, es una cacería de un necrófilo. Y da igual si es catalán. Como dice el protagonista «yo defiendo a los muertos y a mí me da igual la vecindad del violador y de la violada».

¿La sexualidad es el centro de la historia?

Sí, ese es el centro, pero no está narrado desde una perspectiva sórdida sino muy psicológica. El narrador es un psicólogo clínico y trata parafilias sexuales, que son comportamientos atípicos, desórdenes del amor, del sexo. Hay registradas casi 600 parafilias. Por ejemplo, las fisiologías, como cuando uno se pone una bolsa de plástico para que el placer y la muerte prácticamente inicien una carrera a ver quién llega primero. La obra trata de muchos de esos comportamientos.

«El narrador es un psicólogo clínico y trata parafilias sexuales, que son comportamientos atípicos, desórdenes del amor, del sexo»

¿Los personajes tienen traumas?

Efectivamente, tres protagonistas tienen algún tipo de trauma. La historia tira hacia atrás sobre la infancia para explicar que estas filias o amores suelen venir de temores, o de lo contrario.

¿Quiere decir esto que no nos podemos escapar de nuestra infancia?

El libro es tremendamente duro en este sentido. Se nos queda una cara y se pregunta si esa cara es indeleble o la podemos modificar. Dicen los psicólogos que lo que nos pasa en nuestros primeros años es determinante. 

¿Todos tenemos un otro interior?

La referencia del título es hacia Carlota, que es la verdadera protagonista. El libro dice que la línea que separa en cada uno de nosotros lo masculino de lo femenino es tan fina que, de hecho, cuando somos embriones hay un momento en que somos las dos cosas. 

¿Refleja las miserias del ser humano?

No, en absoluto. Es partidario de explotar la sexualidad al máximo en el seno de cualquier pareja. No la trata como alto feo o mísero. 

Hábleme de la portada.

Es una fallera riendo y refleja muy bien la novela. El fuego es el fuego purificador, la fallera es Valencia y en la obra Valencia es un personaje que está como simbolizado por ese cuerpo sin vida vestido de fallera profanada. 

¿Está trabajando en nuevos proyectos?

Estoy absolutamente consumido por la rápida escritura de esta novela y no tengo ningún proyecto en la cabeza sino más bien el de dejar que vuelvan a anidar los diablos en mi cuerpo para el futuro. 
 

Temas

Comentarios

Lea También