Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fígaro se pone bailongo

La Tramoia de Vila-seca celebra su 25 aniversario con una adaptación de la comedia  que  Beaumarchais escribió a las puertas de la Revolución Francesa

Javier Díaz

Whatsapp
Los actores de La Tramoia, en un ensayo

Los actores de La Tramoia, en un ensayo

La Tramoia lleva desde octubre preparando 'El dia més foll', una relectura de Las bodas de Fígaro. Lo habitual es que la compañía vilasecana inicie los ensayos tres o cuatro meses antes de sus estrenos. Esta vez, se lo ha tomado más concienzudamente, por la dificultad de la obra y porque con ella conmemorará  este fin de semana su veinticinco aniversario. La representará el sábado (22.00 horas) y el domingo (19.00) en su sede, el teatro El Centru de Vila-seca. La entrada cuesra 10 euros (5 para los socios de Amics del Teatre)

«Nunca habíamos cantado y bailado en una función, y necesitamos ensayar bien las canciones y las coreografías», explica Alícia Bescós, directora de La Tramoia, que puntualiza que no se trata de un musical.

'El dia més foll' es una comedia  de diálogos ácidos, plagados de dobles sentidos, que hablan del amor, las frustraciones vitales de ricos y pobres y la lucha de clases. El dramaturgo austriaco Peter Turrini quiso incidir en esta vertiente social cuando en 1971 ideó esta versión de Las boda de Fígaro, el clásico que Pierre-Augustin de Caron de Beaumarchais escribió en el siglo XVIII, a las puertas de la Revolución Francesa.

La música, principal elemento sorpresa de este montaje, ayuda a definir a los personajes, sus deseos, intereses y ambiciones. Las melodías son conocidas pero no las letras, que han sido creadas expresamente para la ocasión por componentes de la compañía. 

La función se basa en el texto traducido al catalán  por el tarraconense Josep Anton Baixeras en 1977. Fígaro es un criado pícaro, pero honesto, que está a punto de casarse con su querida Susana. Tiene que ser el día más feliz de su vida, pero se convierte en el más loco. El conde, su amo, quiere hacer uso del derecho de pernada y empiezan las intrigas. La condesa mira hacia otro lado y se deja seducir por un joven paje, que se ventila a todo lo que se menea. Una vieja chocha intenta forzar su matrimonio con Fígaro a base de artimañas legales y el juez que tiene que dirimir la situación saca provecho por toda partes.

La compañía se adentra por primera vez en la música

'El dia més foll' es la penúltima representación de la temporada del ciclo de los Amics del Teatre –la última será Entrellençols el 1 de julio–. «El punto culminante del proyecto es el estreno, pero después queremos moverla y llevarla allí donde nos dejen actuar», comenta Bescós.

La Truita y Pa Torrat

La Tramoia celebra sus 25 años, pero sus antecedentes se remontan mucho más atrás. Surgió en la década de los sesenta, cuando 
un grupo de jóvenes, bajo la dirección de Josep Graset, se reunió para hacer teatro. Adoptó varios nombres, entre ellos La Truita, y se adentró en el teatro de texto. En los setenta se amplió con la incorporación de una nueva generación de intérpretes y se creó  la compañía Pa Torrat, que  años más tarde daría lugar a La Tramoia.

En los años ochenta entró en declive y cesó su actividad. Hasta que, en 1992, un grupo de actores, de nuevo con Josep Graset a la cabeza, tomó el relevo. La primera obra que representó en esta nueva etapa fue L’autèntic amic, de Carlo Goldoni. 

Desde entonces, el grupo vilasecano ha estrenado casi una treintena de montajes, manteniendo la apuesta inicial por el teatro de texto, pero asumiendo nuevos retos: ha interpretado comedias desgarradas de Ray Conney, clásicos de Sagarra, Goldoni, Oscar Wilde o Shakespeare y ha dado voz a actores contemporáneos como Fernando Pesoa, Harold Pinter y Neil Labute. Su actividad se completa con múltiples recitales de poesía en Sant Jordi y la Diada de Catalunya. Además, desde 2002 escenifica El Poema de Nadal de Josep Maria de Sagarra.

La Tramoia está formada actualmente por 15 personas. «Hacemos teatro de autor en catalán y tratamos siempre de superarnos. Y sin cobrar. Siempre digo que somos un grupo semiprofesional porque tenemos unos actores excepcionales», concluye Bescós.

Temas

Comentarios

Lea También