Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Ford triplicará su flota de desarrollo de vehículos autónomos y acelera las pruebas en carretera de sensores y software

Ford triplicará este año su flota de vehículos autónomos de investigación Fusion Híbrido, convirtiéndola en la más grande de todos los fabricantes de automóviles y acelerando el desarrollo y pruebas de su software de conductor virtual en entornos urbanos y suburbanos.

Redacción

Whatsapp
El pasado verano, Ford pasó de la fase de investigación del desarrollo a la fase de ingeniería avanzada.

El pasado verano, Ford pasó de la fase de investigación del desarrollo a la fase de ingeniería avanzada.

Los nuevos vehículos de la flota utilizarán el nuevo sensor avanzado Solid-State Hybrid Ultra PUCK Auto, que ofrece la precisión necesaria para realizar mapas y crear modelos precisos en 3D y tiempo real del entorno que rodea al coche, mejorando el desarrollo de software de Ford y probando una variedad más amplia de escenarios de conducción

Los vehículos autónomos forman parte de Ford Smart Mobility, el plan para llevar a la compañía a un nivel superior en materia de conectividad, movilidad y vehículos autónomos, experiencia de usuario y datos y analíticas

Ford está triplicando su flota de vehículos de pruebas Ford Fusion Híbridos totalmente autónomos, convirtiéndola en la más grande del sector automovilístico, e incorporará una tecnología de sensores de última generación. De este modo, la compañía acelera aún más sus planes de desarrollo de vehículo autónomo.

Este año Ford añadirá 20 vehículos autónomos Fusion Híbridos, haciendo que la flota autónoma de Ford alcance los 30 vehículos, que realizan pruebas en carreteras de California, Arizona y Michigan.

“Utilizar la tecnología más avanzada y expandir nuestra flota de pruebas son claros signos de nuestro compromiso para poner los vehículos autónomos a disposición de millones de personas”, asegura Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo de Producto Global y oficial técnico en jefe de Ford. “Con más vehículos autónomos en las carreteras, estamos acelerando el desarrollo de los algoritmos de software que sirven para hacer que nuestros vehículos sean aún más inteligentes”.

A partir de más de una década de investigación en vehículos autónomos, esta expansión es un elemento clave de Ford Smart Mobility, el plan para llevar a Ford a un nivel superior en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y datos y analíticas. Los vehículos más nuevos forman parte de la tercera generación de la plataforma de desarrollo de vehículo autónomo, construida a partir de Fusion Híbridos similares a los de la plataforma de segunda generación.

Ford anunció recientemente que sus vehículos totalmente autónomos llegarán a las calles de California durante este año. La compañía ya realiza pruebas de vehículos autónomos en sus instalaciones de pruebas y en carreteras públicas de Michigan. Ford fue el primer fabricante de automóviles en probar un vehículo totalmente autónomo en Mcity, unas instalaciones de la Universidad de Michigan que simulan un entorno urbano real.

Avances en sensores, software y hardware

Ford está utilizando los sensores LiDAR de Velodyne más recientes, llamados Solid-State Hybrid Ultra PUCK Auto por su forma de disco o puck de hockey, en su tercera generación de plataforma de vehículo autónomo.

Los sensores Solid-State Hybrid Ultra PUCK Auto tienen un mayor alcance, 200 metros, convirtiéndose en los primeros sensores LiDAR específicos para automóvil capaces de manejar diferentes escenarios de conducción. Los Ultra PUCK acelerarán el desarrollo y validación del software de conducción virtual de Ford, que hace las veces de cerebro que toma las decisiones que dirigen los sistemas del vehículo.

El diseño ligero y estilizado de los sensores Solid-State Hybrid Ultra PUCK Auto hace que sean óptimos para ser instalados en un vehículo, por ejemplo en el espejo retrovisor. El diseño permite reducir la cantidad de sensores LiDAR de cuatro a dos en los nuevos vehículos Fusion Híbridos autónomos permitiendo recoger la misma cantidad de datos útiles debido al campo de visión más centrado.

“Añadir la última generación de ordenadores y sensores, incluidos los más pequeños y asequibles Solid-State Hybrid Ultra PUCK Auto ayuda a acercar aún más a Ford a tener un vehículo totalmente autónomo listo para ser fabricado en serie”, afirma Jim McBride, líder técnico de Ford para vehículos autónomos.

Los sistemas de hardware del vehículo, que interactúan continuamente con el conductor virtual, son igualmente importantes.

Los Fusión Híbridos de tercera generación tendrán características adicionales y un cableado duplicado para arranque, volante y frenos. Estas características adicionales actuarán como apoyo si es necesario.

El viaje autónomo de Ford

Ford lleva utilizando sensores LiDAR de Velodyne desde hace casi una década, desde los tiempos de los desafíos de vehículo autónomo de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA). El LiDAR emite haces cortos de luz láser para escanear con precisión su entorno millones de veces por segundo y determinar la distancia con los objetos, permitiendo al vehículo crear una imagen en 3D de alta definición en tiempo real de todo lo que le rodea.

La plataforma de vehículo autónomo de primera generación de Ford fue utilizada a partir de un Ford F-250 Super Duty para participar en los desafíos de la DARPA en 2005 y 2007. En 2013, Ford utilizó un Fusion Híbrido para lanzar su plataforma de vehículo autónomo de segunda generación.

Ford fue uno de los seis equipos en participar tanto el desafío Desert Classic como en las Urban Finals de DARPA, con el apoyo de cuatro ingenieros que aún forman parte del equipo de desarrollo de vehículo autónomo de la compañía.

“Hemos avanzado mucho desde DARPA”, afirma McBride. “Hace una década, nadie de sector intuía las posibilidades. En la actualidad, estamos luchando por convertir en realidad los sueños más ambiciosos”.

La primera generación de la plataforma de vehículo autónomo ayudó a Ford a aprender que la conducción completamente autónoma sería técnicamente viable en un futuro cercano y, a través de un ambicioso proceso de investigación, cómo podría conseguirlo.

Se eligió trabajar con Fusion Híbridos para la segunda generación de vehículos porque tienen la arquitectura eléctrica más nueva y avanzada. Con la última generación de ordenadores y sensores, que incluyen el sensor Velodyne LiDAR HDL-32E, más pequeño pero también más avanzado, la plataforma de vehículo autónomo de Ford dio un paso más a poder alcanzar la fase de fabricación en serie.

El objetivo de la flota de vehículos de segunda generación es probar muchos de los componentes de computación y sensores necesarios para lograr una capacidad de conducción totalmente autónoma según el Nivel Internacional SAE 4, que no requiere que el conductor asuma el mando del vehículo ni intervenga.

El pasado verano, Ford pasó de la fase de investigación del desarrollo a la fase de ingeniería avanzada.

Mientras tanto, Ford sigue perfeccionando otros tipos de sensores –cámaras, dispositivos ultrasónicos y radares- para ofrecer tecnologías semiautónomas a los usuarios. Estas incluyen el Control de Crucero Adaptativo, al Active Park Assist, el Aviso de Mantenimiento de Carril, el Detector de Peatones o la conexión vehículo a vehículo, ya disponibles en millones de vehículos Ford.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También