Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Guía para elegir con acierto el colegio de tus hijos

La prioridad es el bienestar del niño. Tener en cuenta el proyecto educativo, la ubicación del centro o el modelo de aprendizaje ayuda a acertar en la elección

Silvia Fornós

Whatsapp
Guía para elegir con acierto el colegio de tus hijos

Guía para elegir con acierto el colegio de tus hijos

Es mejor una escuela cerca de casa?, ¿Pública, concertada o privada?, ¿Qué es mejor un centro sólo de primaria o uno en el que se pueda estudiar también ESO y bachillerato? Son algunas de las cuestiones que se plantean los padres a la hora de escoger el mejor centro educativo para sus hijos. Interrogantes que a lo largo de los próximos días se resolverán, en parte, gracias a las jornadas de puertas abiertas que organizan las escuelas con el fin de dar a conocer su modelo educativo.

El objetivo es que los progenitores conozcan las instalaciones y se familiaricen con el proyecto educativo de cada centro, además de resolver las dudas que surjan en relación a la educación de sus hijos. El 23 de marzo está previsto que se abra el período de preinscripción del curso escolar 2017-2018, que durará hasta el 4 de abril. Hasta entonces las familias tienen tiempo para elegir el colegio que mejor se adapte a las necesidades de sus hijos.

«Es primordial que los padres tengan en cuenta cómo es su hijo, cuál es su carácter, qué necesita, cómo actúa con su entorno, cómo se comporta cuando está aprendiendo, qué le gusta, etc. Y buscar la escuela que dé respuesta a todas estas necesidades», afirma Guillermo Bautista, profesor de los Estudis de Psicologia i Ciències de l’Educació de la UOC. Él mismo asegura que «el proceso para escoger escuela, bien hecho, requiere tiempo. No es una cuestión que se haya de decidir durante la jornada de puertas abiertas. Sino que las familias tienen que plantearse mucho antes el futuro educativo de sus hijos».

A continuación, el profesor de los Estudis de Psicologia i Ciències de l’Educació de la UOC detalla cuáles son los aspectos claves a la hora de escoger colegio, cuáles son las dudas más frecuentes y cuáles son los errores que hay que evitar.

 

1. Ubicación y capacidad económica de la familia. Son dos de los criterios más importantes que hay que tener en cuenta, porque ayudan a limitar «el abanico de posibilidades». En ocasiones los padres tienen que decidir entre llevar al niño a una escuela que esté cerca o valorar si compensa llevarlo a una escuela que esté lejos, para facilitar la coordinación entre los miembros de la familia. «Mi recomendación es escoger aquella escuela que esté contextualizada en el entorno en el que está el niño y que participe activamente en la vida social. Por lo tanto yo optaría por un colegio que estuviera cerca del lugar donde vive el niño. Si no es así corremos el riesgo de que la escuela sea un espacio aislado en la vida de los hijos», afirma Guillermo Bautista.

 

2. El proyecto educativo. Es otro aspecto clave en la elección. Según Bautista, hay que informarse de la metodología didáctica que se aplica en el centro: cómo agrupa los alumnos, cómo se trabajan las áreas, si se estudia por competencias, cuál es el papel de los deberes en la dinámica didáctica...

Él mismo profesor detalla que las familias tienen que preguntarse: ¿Qué ofrece desde el punto de vista educativo la escuela? Y después dar un paso más allá y conocer cómo se lleva a la práctica este proyecto educativo en cada centro. «Las familias tienen que averiguar cómo esta declaraciones de intenciones del proyecto se lleva a la práctica. Detalles que se pueden conocer a través de la página web del colegio, durante la jornada de puertas abiertas, hablando con otras familias, con los maestros, el equipo directivo, etc.», afirma el profesor.

 

3. El trabajo de los maestros, la dirección y la comunidad de alumnos. El experto recomienda a las familias observar si el equipo de docentes trabaja de manera coordinada, qué valor da a su trabajo y si entiende la actuación educativa como un proceso global e integral. «Es importante que los profesores hablen a las familias de educación y de desarrollo integral de la persona, más allá de la importancia de las matemáticas, la historia o las lenguas», afirma.

 

4. Las instalaciones. A pesar de que no son determinantes, se tienen que tener en cuenta. Es recomendable que la escuela disponga de espacios apropiados para el ocio, el descanso y el aprendizaje, y que las aulas sean grandes, cómodas y seguras y tengan una buena iluminación.

 

5. ¿Centro público, concertado o privado? Es una de las preguntas más frecuentes. Según el experto hay que entender qué significa que una escuela sea pública, concertada o privada, confesional o no, y decidir en consecuencia. «Lo que conviene más es ser coherente con los principios y los valores de cada familia», apunta. A veces las familias se sorprenden por algunas actividades concretas de la escuela, que no saben cómo interpretar o cómo defender ante los hijos. «Si la familia comparte los principios de una escolarización pública o confesional, por ejemplo, será mucho más fácil que el niño perciba el compromiso de sus padres y de la escuela», asegura Guillermo Bautista.

 

6. ¿Qué es mejor una escuela de primaria o una donde se pueda estudiar también la ESO y Bachillerato? La elección depende mucho de cómo es el niño. «A los niños que empiezan secundaria los gusta ir con los mismos compañeros de primaria; pero esto también pasa, aunque en un grado más bajo, cuando tienen que pasar de la escuela al instituto», concreta. «La elección de la familia dependerá de la experiencia de escolarización de cada niño. No veo ningún trauma en cambiar a un niño de centro educativo, porque a veces este cambio de aires puede resultar enriquecedor», afirma el profesor de la UOC.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También