Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Había marcado un golde portería a portería'

Entrevista con Ingrid Cruz, Portera del Atlètic Valls.

sonia fenoy

Whatsapp
Ingrid, la portera, parando la pelota. Foto: Estela cruz

Ingrid, la portera, parando la pelota. Foto: Estela cruz

- ¿Qué es el fútbol para ti?

-Para mí se ha convertido en un estilo de vida, un deporte que hace que me levante con ánimo todos los días. Sé que sin el fútbol me faltaría una pizca de mí.

 -¿Cuánto tiempo llevas practicando este deporte?

-Ya hace 5 años desde que empecé. Además, aún recuerdo que uno de los años estuve durante un mes en la preselección para el equipo de Tarragona. Allí iban los mejores y en el último momento decidieron que fuera otra chica la seleccionada.

 -¿Cómo te sientes como chica futbolera?

-La verdad es que no tenemos mucho apoyo por parte de las organizaciones. En cambio, los chicos reciben muchas más ayudas que el equipo femenino. Si tuviéramos más apoyo, saldríamos con más facilidad adelante.

 -¿Y como portera?

-Genial. El problema es que muchos no tienen en consideración nuestra función. Sabes, hay una portera, la mejor del mundo, se llama Hope Solo, que durante 100 partidos seguidos no le han metido ni un solo gol. Esta chica se ha convertido en el referente en quien fijarme a la hora de jugar. Me encanta ser portera porque es una posición súper complicada, que pocos valoran. Cuando eres portera lo ves todo de diferente manera.

 -¿También sales a jugar a campo como las demás jugadoras o te quedas en la portería todo el tiempo?

-Alguna vez también he hecho de jugadora, aunque me gusta más ser portera. Sin duda, lo prefiero.

 - ¿ Alguna anécdota?

-Recuerdo que empezábamos el partido. Justo cuando llevábamos 2 ó 3 minutos de juego, me chutó la pelota otra compañera del equipo. Yo entonces se la fui a pasar a la delantera, y a ella le botó justo delante y entró en la otra portería. Yo desconocía si la había tocado o no. De repente, todas ellas se acercaron a mí para felicitarme. ¡Había marcado un gol de portería a portería! No podía creérmelo. Después el árbitro hizo que me girara para ver mi número porqu debía saber quieén marcó el gol. Fue, realmente, una experiencia inolvidable.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También