Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Había una vez... Una mujer que amaneció sin pelo

El sábado pasado arrancó una campaña de micromecenazgo para editar un libro ilustrado sobre el cáncer y las emociones que ya ha conseguido el 30% de la cifra necesaria. En esta iniciativa tarraconense quien compre un libro regala otro a una persona enferma

Norián Muñoz

Whatsapp
Rat Cebrián y la ilustradora Yvonne Fuster. Foto: Cedida

Rat Cebrián y la ilustradora Yvonne Fuster. Foto: Cedida

La historia arranca con una mujer que descubre una mañana que no le quedan pelos en la cabeza. El miedo y la tristeza la invaden, pero al final las fuerzas y las ganas de vivir van repoblando aquella cabeza de ilusiones y experiencias. Ese es, a grandes rasgos, el argumento de ‘Si vols... t’ho explico’ (si quieres... te lo explico), el cuento en forma de poema que escribió Rat Cebrián, maestra, escritora y cuentacuentos, para regalarle a su madre que superó un cáncer muy agresivo.

Pero lo que comenzó como un regalo casero terminó por convertirse en un precioso cuento ilustrado que, a partir del pasado sábado, arrancó el camino de su edición con una campaña de micromecenazgo en la plataforma Tot Suma. Hoy por la mañana habían conseguido el 30% de lo que necesitan para llevar adelante el proyecto.

La idea del proyecto, en el que todos los participantes colaboran de manera altruista, es que cada vez que alguien colabore comprando un libro (20€), a la vez, con su aportación, permitirá editar un segundo libro que irá a un hospital de Catalunya para que una persona enferma pueda leerlo.

Los mecenas sólo tendrán desde hoy, Día Mundial Contra el Cáncer, hasta el 20 de marzo para hacer sus aportaciones. El dinero no se descontará de las cuentas bancarias hasta que se hayan conseguido los 4.000 euros necesarios para la publicación.

Un peculiar ‘making of’

Una de las peculiaridades del libro ha sido la complicidad de Yvonne Fuster, la ilustradora que se encargó de poner imágenes al libro. Como punto de partida de su trabajo, que duró nueve meses, pidieron a la madre de Rat que se dejara hacer unas fotos supuestamente para un trabajo escolar sobre las emociones. «Como no es la primera vez que la liamos para cosas así, no sospechó», explican.

La protagonista de las imágenes y, claro está, de la historia, no pudo contener la emoción al descubrirse en el relato. Las ilustraciones, además, se convirtieron en una exposición itinerante. En Tarragona podrá verse del 9 al 19 de febrero en El Corte Inglés.

La idea del cuento, explica Rat, es retratar ese proceso que comienza con el diagnóstico y que suele continuar con el enfado, la tristeza y el miedo para después dar paso a la aceptación y a una lucha en la cual se sacan fuerzas de flaqueza. «Primero ves un brote pequeño, pero poco a poco son más, se hacen fuertes y se convierten en una frondosa melena», explica Rat volviendo a la protagonista de la historia.

Los mecenas pueden patrocinar el proyecto desde los 20 euros en la web de Tot Suma .

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También