Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Indios y princesas en la Primera Comunión

Las fiestas tematizadas son tendencia. Incluyen tanto photocall como un 'Candy bar' lleno de gominolas

Silvia Fornós

Whatsapp
Indios y princesas en la Primera Comunión

Indios y princesas en la Primera Comunión

Enero y febrero son los meses de las comuniones. La primavera todavía está lejos pero las familias se apresuran a escoger el restaurante, buscar el vestido de la niña o el traje del niño, a pedir los recordatorios, etc. Son pequeñas bodas. Maria Pacheco es blogger de moda infantil (lacomuniondemaria.com) y organizadora de la feria ‘Compritas comuniones’, que se celebró en Madrid en el mes de enero y que reunió a diferentes marcas con las últimas tendencias alrededor de la Primera Comunión.

¿Por dónde empezar? «Las familias cada vez son más previsoras. Hay padres que cuando saben la fecha de la comunión se van corriendo al restaurante para reservarlo», asegura la experta en moda infantil.

Celebraciones tematizadas

La celebración familiar en el restaurante de toda la vida está en peligro de extinción. «Cada vez más familias alquilan una masía, porque los niños tienen más espacio para correr y divertirse, y la familia tiene más intimidad», asegura Maria Pacheco.

El último grito son las comuniones tematizadas. El trabajo se acumula. Por esta razón algunos padres dejan en manos de organizadores de eventos profesionales la logística de planificar la comunión. Almudena Pérez de los Cobos (Eventos Almacaytana) y Rocío Cárcel (Los Eventos de Ro) se dedican a ello. «Hemos organizado comuniones tematizadas al estilo marinero, de indios y vaqueros, de fútbol, etc.», asegura Almudena y añade que «también decoramos la sala en diferentes tonos de colores. Este año por ejemplo se lleva el verde en todas sus versiones».

«Las comuniones han ido tomando el cariz de una boda. Y se cuida hasta el mínimo detalle. Los eventos son cada vez más espectaculares», asegura Almudena.

Laura Albà (Bodas Bohemias, Reus) asegura que «se trata de saber que le gusta al niño o a la niña y recrearlo en el ambiente. Una película, unos personajes, una princesa, etc.». «Los padres quieren que el niño disfrute, que sea un día especial para él y sus amigos, más allá del sacramento», añade.

Vestidos

Después del restaurante, el vestido o traje es lo más importante. «Hay niñas que siguen siendo clásicas y otras que apuestan por una línea más suelta, sin marcar la cintura», explica Pilar Palomares (agatasropainfantil.com). «La tela de tul de plumeti y una línea romántica gustan mucho entre las niñas, mientras que los niños optan por un blazer y una bermuda», destaca la diseñadora. Reconoce que pese arriesgar en la elección, es tradicional que «la madrina o la abuela regale el vestido». En A Gatas Ropa Infantil podemos encontrar diseños hechos a medida desde 180 euros.

Barra libre de gominolas

Cada detalle es fundamental. Desde los recordatorios hasta los cada vez más populares ‘Candy bar’ son imprescindibles en el evento. Carmen Liébana (condetalle.com) diseña todo tipo de detalles para los invitados y recordatorios. «Las familias buscan regalos prácticos que no terminen en un cajón. Lo que más vendo, por ejemplo, son puntos de libro y recordatorios», destaca y añade que «cada vez más familias me piden que los recordatorios no sean religiosos».

En su página web encontramos desde un bote para rellenarlo de chuches hasta una caja regalo con un lazo y etiqueta, pasando por unas velas de coco o un árbol de huellas dactilares, para que los invitados puedan dejar impresa su huella dactilar con tinta del color. Se trata de echar a volar la imaginación.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También