Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Bella del Mercadal, Casa Navàs

Es uno de los edificios de referencia de Reus y refleja la importancia del arte modernista en la cultura de la ciudad a nivel europeo

Laura Rovira González

Whatsapp
Casa Navàs, una parada obligada para los turistas, en Reus. FOTO: Alba  Mariné

Casa Navàs, una parada obligada para los turistas, en Reus. FOTO: Alba Mariné

Situado en uno de los puntos más céntricos de Reus, en una esquina entre la plaza Mercadal y la calle Jesús, y junto a la calle Mayor, es uno de los edificios modernistas más importantes de la ciudad. Fue proyectado por el arquitecto barcelonés Lluís Domènech i Montaner y fue construido entre los años 1901 y 1908 como encargo de su propietario,  Joaquim Navàs Padró. 

Consta de una imponente fachada de piedra con una torre situada justo en la esquina. En el año 1938, durante la Guerra Civil, los bombardeos destruyeron la estructura de la torre. Uno de sus mayores atractivos es su espectacular decoración interior que mantiene una conservación excelente. Hay dos patios cubiertos que proporcionan una gran luminosidad a la zona. El arte decorativo de estilo modernista se refleja en la cerámica, los mosaicos, el trabajo de piedra y sus vitrales. Son magníficos ejemplos de la calidad de este tipo de arte junto con el mobiliario, diseñado por el reconocido ebanista Gaspar Homar. La Casa Navàs está declarada bien de interés cultural y es una de las visitas obligadas y más famosas de la ciudad de Reus.

Visita al interior de la Casa Navàs. FOTO: DT

Arte con historia

La planta baja era ocupada por la tienda de la familia Navàs y el piso principal era donde se hacía vida familiar. Esta planta queda soportada por cinco atractivas y robustas columnas. Destaca el trabajo de la tribuna poligonal realizada en piedra y también el balcón que hace esquina, dos ejemplos de un resultado maravilloso del arte modernista. Las ventanas son elementos muy característicos que aumentan el potencial artístico de esta obra. En el primer piso, se encuentra una gran ventana circular acompañada de cuatro ventanas más pequeñas a modo de galería.

De un exterior espectacular a un interior fastuoso. El recorrido por el edificio es un viaje en el tiempo y una delicia para todos aquellos amantes del arte. El hall, el comedor, la sala de estar, el dormitorio de la familia, el patio, el salón y la galería son las principales estancias. Cada uno de los espacios de la casa están repletos de una gran cantidad de muestras del arte que rodea esta obra. Dos de las habitaciones que valen la pena mencionar son el patio trasero y el salón de música. Por un lado,  las paredes que rodean el patio están completamente decoradas por mosaicos. Uno de ellos muestra al rey Jaime I el Conquistador, una obra con un gran sentido catalanista propio de la burguesía catalana de esa época. Por otro lado, en el piso superior, encontramos una sala dispuesta a modo de salón de música, en la cual destaca un piano pianola conservado dentro de unas vitrinas y que centra la atención de todas las miradas. Todo el viaje al interior de este edificio es un recorrido por múltiples muestras de arte modernista. 

Declarada bien de interés cultural y convertida en un emblema

Referencia turística

Esta casa se ha convertido en un emblema y muestra de la relación del arte y la cultura con esta ciudad. Cuando acabó su construcción fue conocida como ‘La bella del Mercadal’. Reus es un digno competidor en cuanto a obras de estilo modernista se refiere, y es que sigue la línea del máximo ejemplo a nivel internacional, Barcelona. Así pues, Reus es la segunda ciudad española en tener una mayor cantidad de obras de esta corriente arquitectónica. Junto con el Gaudí Centre y el Instituto Pere Mata, la Casa Navàs forma parte de la ruta modernista característica de la ciudad y principal atracción turística para todos sus visitantes.

Aunque se trate de una propiedad privada, dada la importancia de esta obra, se decidió poder realizar visitas a su interior. Siempre a través de la oficina de turismo de la ciudad, se pueden concertar visitas todos los fines de semana, con diferentes horarios y a un precio asequible.  Una manera de explotar el potencial artístico de Reus con esta joya del arte moderno.

Temas

Comentarios

Lea También