Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La limpieza corporal es independiente a las modas

Redacció

Whatsapp
La limpieza corporal es independiente a las modas

La limpieza corporal es independiente a las modas

En el aspecto físico influyen considerablemente las tendencias imperantes en el momento, que se muestran a través de los medios de comunicación de masas, y que jóvenes y no tan jóvenes asumen rápidamente. Buena cuenta de ello dan los estilismos de peluquería.

En los años 90, los salones de belleza repetían día tras otro el mismo corte a clientas que querían expresamente una media melena a capas y con mechas, mismo corte que lucía la famosa Rachel en la mítica serie Friends. Poco después, cuando la misma Rachel se dejó crecer el cabello para lucirlo liso y con la raya a un lado, el corte también se convirtió en un boom, como lo fue años después el corte de Victoria Beckham: corto y con puntas más largas en su parte delantera, un tipo bob con asimetría que atribuía a quienes lo llevaban mucha personalidad.

Siguiendo con el pelo y analizando también el caso de los hombres, está claro que el fenómeno más influyente en sus gustos es el fútbol. Jugadores como Sergio Ramos están en el punto de mira de muchos de los seguidores del deporte rey, y sus peinados se convierten rápidamente en tendencia. De hecho, pocos son los adolescentes que estos días no llevan el rapado a los lados y por detrás con el pelo más largo en la zona superior, separado del resto por una raya. 

El maquillaje también se copia 

En el caso de la mujer, el maquillaje también forma parte del look. Ya optes por no llevarlo, porque éste sea discreto o por que llame la atención desde metros de distancia, habrá quien se fije en tu aspecto y tome nota de ello, en esta era en la que el maquillaje tiene tanto protagonismo (nos guste o no). 

Entre las tendencias de 2016 se encuentran pieles cuasi pálidas, muy luminosas, en el que se distingan colores en los ojos y en los labios. Cada año, las grandes casas cosméticas se afanan en convertir en un éxito de ventas sus productos, y cuanto más cambio de tendencia mejor, para así poder poner en el mercado nuevos artículos con los que hacer caja. Las formas de aplicarse estos productos también varían temporada tras temporada, para lo que entran en acción las youtubers y blogueras de moda, sacando tutoriales útiles en los que inspirarse.  

Sin embargo, cabe preguntarse si los métodos de limpieza facial son igualmente seguidos. Una buena sesión de higiene en el rostro ayuda a limpiar el cutis de impurezas, equilibra los posibles desajustes causados por la mala alimentación, el clima o el exceso de trabajo y ayuda a oxigenar. Por eso los profesionales de la materia insisten en que hay que limpiarse a conciencia la cara, como mínimo, una vez al día, antes de irse a la cama y de forma independiente a si se ha llevado maquillaje o no.

Una buena limpieza de cara a cargo de un profesional ayudará a que la piel tenga el tratamiento que se merece, aunque lógicamente no será igual presentarse en el salón de belleza con un rostro cuidado que con todo lo contrario. Una limpieza de cara profunda ayuda a retirar las células muertas y las espinillas, pero además ayuda a que los músculos de la cara se tonifiquen por efecto del masaje que hace el profesional. Merece la pena pasar por alto el pensamiento que relaciona “limpieza de cara precio”, cuando hay salones de belleza que tienen tarifas de lo más económicas.

Problemas de la falta de higiene bucal

La boca no está tan sometida a los vaivenes de la moda, a excepción de barras de labios y piercings. El sometimiento no suele pasar de ahí, aunque hay quien va más allá y se apunta a modas como la de hace unos años, que consistía en someterse a una sesión de cirugía estética para… separarse las paletas. Desde luego, hay gente para todo.

Los problemas que sufre la boca no tienen tanto que ver con modas y sí con la falta de higiene bucal. Si los dentistas insisten en la importancia de usar cepillo, hilo dental, enjuague y todo lo que venga bien, es porque la falta de higiene puede deparar caries, placas de sarro o gingivitis, entre otros problemas, contando también al antisociable mal aliento.

Más obligado incluso es realizar los procesos pertinentes cuando se llevan implantes dentales, ortodoncia, prótesis o te has sometido a una cirugía maxilofacial. Los Algodones Dentists Guide ofrecen al usuario en Internet una guía útil de estos procesos, realizada por Los Algodones Dentist. Lo cierto es que una boca estéticamente bonita es ajena a modas, y el apiñamiento de dientes o la disposición de la dentadura pueden hacer necesarios tratamientos dentales, que puedes consultar en Los Algodones Dentist.

Bigote y barba, una moda que va y viene

En esto de dejarse crecer vello facial que recubra parte del rostro también tienen mucho que ver los famosos a imitar, como futbolistas. Pero el auge de tribus urbanas como los hipster también tiene mucho que ver. Al final, todo parece una cuestión de estética y de moda, aunque parezca cosa de valores y estilos de vida.

Lo de dejarse crecer pelo en la cara tienen en muchos casos que ver con mera dejadez, cuando en realidad las barbas necesitan más cuidados incluso que el no dejársela crecer. Existen aceites para barba y bigote que ayudan a acondicionar y a hidratar. Y lo cierto es que, viendo el estado de algunas, los productos para la barba deberían ser lo primero en lo que pensaran algunos al levantarse por la mañana.

Frente a la tiranía de las modas, más valdría a veces enfundarse en disfraces originales, poder asumir un aspecto diferente y efímero para analizarse. Disfraces divertidos, precisamente, abundan en la página a la que lleva el enlace anterior, una forma de verse con infinidad de estilismos y maquillajes en eventos en los que pasarlo bien. Un disfraz original incluso da más personalidad a quien lo lleva que el pelo corto de ellas o la barba de ellos.

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También