Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las dudas con las videollamadas de WhatsApp

El servicio de mensajería asegura que llegarán en días a nuestros teléfonos, pero no concreta; la principal laguna es la disponibilidad de redes de datos para hacerlo posible

Rafael Servent

Whatsapp
Así será la experiencia de una videollamada entre usuarios de WhatsApp.

Así será la experiencia de una videollamada entre usuarios de WhatsApp.

Ahora sí que de verdad, llegan las videollamadas a WhatsApp. Tras la batalla de no pocos usuarios de este servicio de mensajería móvil por la privacidad de sus datos (WhatsApp cedió el número de teléfono de los usuarios a Facebook, el nuevo dueño de esta aplicación), llega una noticia que, en principio, ha de ser bien acogida.

En un comunicado, WhatsApp ha anunciado que acaba de activar la esperada función de las videollamadas, un servicio que se irá desplegando de forma inmediata y progresivamente entre sus más de mil millones de usuarios. «En los próximos días, lo más de mil millones de usuarios de WhatsApp podrán realizar videollamadas entre usuarios Android, iPhone y dispositivos Windows Phone», explica la aplicación en su nota.

En Beta desde hace unos días

Hace unos días que en las redes sociales empezaron a proliferar informaciones de usuarios que relataban que en la aplicación instalada en sus dispositivos había surgido un nuevo botón orientado a las videollamadas. Se trataba de la versión Beta de lo que ahora acaba de arrancar de forma masiva la empresa propiedad de Facebook.

Tras comenzar con la mensajería y las conversaciones de grupo, WhatsApp agregó las llamadas a su oferta, con un sistema que funciona «en miles de combinaciones entre dispositivos y plataformas alrededor del mundo», según relata la propia empresa de mensajería. Igual que el texto y las imágenes, la voz también utiliza la red de datos a la que esté conectado el dispositivo móvil. El siguiente paso es ahora la videollamada, que también usará las redes de datos móviles para su distribución.

El servicio, propiedad de Facebook, recuerda que «su meta» es «siempre ayudar a más personas, en la medida de lo posible, a comunicarse con sus amigos, familiares y con quienes más les interesa. Esto implica un producto simple, accesible y fácil de usar sin importar dónde te encuentres», añade.

«Sabemos que a veces –prosigue WhatsApp en su comunicado– los mensajes de voz o texto simplemente no son suficientes. No hay manera de reemplazar la emoción de ver en vivo los primeros pasos de un nieto, o de ver el rostro de aquella hija que estudia en el extranjero».

«Queremos que estas funciones estén disponibles para todos, no sólo para quienes pueden costearse teléfonos más caros y novedosos, o para aquellos que viven en países con las mejores redes de telefonía móvil».

Pendientes de la red de datos

Pese a las buenas intenciones volcadas en su nota pública, sin embargo, uno de los grandes retos que afronta este popular sistema de comunicaciones (superada ya la simple mensajería) es la capacidad de la red de datos para hacerlo posible.

La disponibilidad de redes 3G ó 4G no es tan evidente en buena parte del mundo, y de ello son bien conscientes en Facebook. Hace pocas semanas, esta red social vio cómo estallaba (literalmente) en un cohete de SpaceX su primer intento para dotar de acceso a Internet móvil a esa parte del planeta en la que no sólo son imposibles las videollamadas con 3G, sino que también se las ven y se las desean para tener una conexión estable para un Skype desde un ordenador fijo.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También