Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las matriculaciones de turismos en abril crecen sólo un 1,1%

El mercado de particulares cae un 14,4% mientras que el de alquiladores se dispara un 35,8%.

Redacción

Whatsapp
Abril ha cerrado con una matriculación de 101.375 turismos, lo que supone un ligero incremento del 1,1 % respecto al mismo mes de 2016.

Abril ha cerrado con una matriculación de 101.375 turismos, lo que supone un ligero incremento del 1,1 % respecto al mismo mes de 2016.

El mes de abril ha cerrado con una matriculación de 101.375 turismos, lo

que supone un ligero incremento del 1,1 % respecto al mismo mes de 2016. Este estancamiento de

las matriculaciones se explica en buena parte por la celebración de la Semana Santa durante abril lo

que, al compararlo con el mismo mes de 2016 –entonces la Semana Santa fue en el mes de marzo–, se

tengan dos días laborables menos para registrar matriculaciones. Esta festividad ha influido en el

descenso del 14,4% en las matriculaciones por parte de los particulares –aunque este mercado

registra desde hace meses un estancamiento– y en el incremento del 35,8% por parte de las empresas

alquiladores de coches.

Si se desestacionaliza la Semana Santa y comparamos el bimestre marzo-abril de 2016 y el de este

año, el mercado en su conjunto obtiene una subida del 7,2% con un total de 226.975 registros. Con

todo, la matriculación por parte de los particulares seguiría obteniendo unas cifras negativas, con una

caída del 1,4% y 101.384 unidades.

Tal y como sucedía en el mes de abril y en el bimestre marzo-abril, en el primer cuatrimestre del año

también es el mercado de particulares el que obtiene peores registros, con un crecimiento de apenas

un 1,1%. Por su parte, el canal de empresa crece un 11,5% y el de alquiladores lo hace un 10,4%. En

cuanto al conjunto del mercado desde el inicio de 2017, se han registrado 409.286 matriculaciones, lo

que ha supuesto un incremento del 6,1% y se logra el mejor cuatrimestre de arranque del año desde el

año 2009. Sin embargo, estamos todavía lejos de los registros pre-crisis: en el año 2008 se matricularon

471.303 unidades y en 2007 se llegó a las 532.346.

MATRICULACIONES POR CANALES

El canal de ventas a particulares, con un total de 44.306 matriculaciones ha registrado una caída del

14,4% en abril. Este dato se explica por el efecto estacional de la Semana Santa al tener dos días

menos laborables que el mismo mes del pasado año. En el acumulado anual, las matriculaciones

por parte de los particulares sí logran un saldo positivo, pero este es de apenas un 1,1% y un total

de 191.208 matriculaciones.

Las empresas alquiladoras, con un total de 28.633 matriculaciones y un incremento del 35,8%, con

respecto a abril del pasado año, han sido las que han alcanzado un mayor crecimiento en el mes. De

nuevo la Semana Santa, con la renovación de flotas de cara a la temporada alta, ha influido en este

espectacular crecimiento. Sin embargo, en el conjunto de los cuatro primeros meses, los alquiladores

rebajan esta subida hasta el 10,4% y un total de 101.183 matriculaciones.

En cuanto al canal de empresa, este subió sus matriculaciones un 3,7% en el pasado mes de abril hasta

alcanzar las 28.436 unidades. En el periodo enero-abril, las empresas no alquiladoras matricularon

114.794 unidades con un crecimiento del 11,5%. El buen clima económico está contribuyendo a que las

compañías renueven sus vehículos algo que, en muchos casos, tenían pendiente desde los años más

duros de la crisis.

DECLARACIONES

Adolfo Randulfe, director de comunicación de ANFAC afirma que “la estacionalidad de la Semana Santa,

celebrada este año en abril, ha marcado el desarrollo de las matriculaciones del mes. Por un lado, el

mercado de particulares ha obtenido unas cifras marcadamente negativas ya que, al estancamiento que se

viene notando durante los últimos meses, se ha unido que abril ha tenido dos días laborables menos y que,

durante los días previos a los festivos, la actividad comercial se ralentiza enormemente. En el lado positivo,

la Semana Santa ha disparado las matriculaciones por parte de las empresas alquiladoras de coches, que

han renovado muchas de sus flotas previendo una buena temporada turística, tanto en Semana Santa

como para lo que resta de año. En cualquier caso, no hay que perder de vista el estancamiento en las

matriculaciones por parte de los particulares que, más allá de la caída del 14,4% del mes de abril, en el

acumulado de los cuatro primeros meses se mantiene casi plana con un 1,1% de crecimiento. Sin duda los

particulares echan en falta estímulos para la renovación de los coches más viejos de nuestro parque

automovilístico”.

Según el presidente de GANVAM, Juan Antonio Sánchez Torres, que representa a 4.600

concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas “sin un aliciente al cambio de coche como el de los

planes de achatarramiento, los particulares prefieren seguir estirando la vida de su viejo utilitario

lastrando el ritmo de crecimiento del mercado. La excepción viene marcada por la buena marcha del

turismo que empuja no sólo las cifras de ocupación hotelera sino también de las ventas de alquiladoras

que se preparan para un nuevo año récord. Con estos datos sobre la mesa, urge reforzar la demanda

interna si queremos recuperar posiciones perdidas y superar los 1,2 millones de coches vendidos.

Estaríamos hablando de un crecimiento del 5%”.

Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, explica que en abril “los dos días

hábiles menos que hemos tenido han penalizado mucho los resultados del mes, esto es indudable. Sin

embargo, independientemente de esto, lo que muestran las matriculaciones de abril es una ralentización

de la actividad comercial de los concesionarios, que venimos arrastrando ya desde principios de este año.

De ahí que, el canal de particulares, la venta uno a uno, se venga resintiendo y siga perdiendo peso

respecto a los otros canales de comercialización, que, al mismo tiempo, registran cifras también un tanto

“infladas”. Ante la previsible caída del mercado, han sido muchas las marcas han empujado a sus

concesionarios a que automatricularan demasiados coches, un mes más, provocando ya algún problema

de sobre-stock. El mercado, en definitiva, se puede decir que está con respiración asistida, por lo que los

objetivos impuestos por las marcas nos parecen totalmente artificiales y contraproducentes para el

negocio de los concesionarios”.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También