Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las seis apps para vaciar el armario en un clic

Si no sabe qué hacer con tanta ropa o está buscando chollos: lea, tal vez esté de suerte

Norián Muñoz

Whatsapp
Foto: Lluís Milián

Foto: Lluís Milián

La escena se repite cada año, llega el frío y toca cambiar la ropa del armario. Por el camino quedan un montón de prendas con un destino incierto porque han dejado de servirnos (especialmente en el caso de los niños), porque ya no nos gustan, porque ya no hay sitio...

Mientras, del otro lado están quienes sueñan con encontrar pequeños tesoros entre lo que otros han dejado de querer o usar.

Ni un grupo ni otro son nuevos, lo que sí es más reciente son las Apps para móviles que han simplificado el proceso. Por eso decidimos dar un vuelo rasante por algunas de las aplicaciones con más usuarios.

Lo primero a distinguir son las aplicaciones en las que el proceso se hace persona a persona y en las que la propia aplicación se encarga de recibir el dinero del comprador y enviarlo al vendedor. En este caso el envío de las prendas se hace por correo.

Si de lo que se trata es sólo de ropa y complementos (el número d Apps de compraventa de objetos usados es amplísimo) la lista la encabeza Chicfy. La startup española anunció hace unos días su llegada al millón de descargas tres años y medio después de su lanzamiento.

En este caso la App hace intermediaria y cobra como comisión el 20% y la entrega se materializa por correo. Tienen 5,5 millones de prendas subidas por cerca de un millón de usuarias. Aseguran que cada segundo se añade una prenda y cada seis se produce una venta. Basta una visita para ver que las vendedoras se lo toman en serio, con fotos muy bien producidas de cada prenda.

La variedad es amplísima y se trata más bien de ir a ‘pescar’ con la mente abierta que buscando algo concreto, porque es más que probable que aquella blusa tan bonita no sea de su talla.

En esta web, como en todas las demás, hay que estar dispuesto a creerse aquello de «sólo lo he usado una vez» la frase más repetida, con diferentes matices, en todos los comentarios.

Una forma de funcionar diferente es la de otras grandes como Wallapop, que a pesar de dedicarse a todo tipo de objetos usados (es líder en el sector con más de 30 millones de usuarios) también tiene un apartado dedicado a la moda. No cobra comisiones.

Aquí hay que buscar con paciencia y se pueden ver resultados desde un kilómetro de distancia. Hacemos el ejercicio partiendo desde una dirección en el centro de Tarragona. Hallamos desde un vestido de fiesta hasta unas deportivas, todo revuelto.

Una forma similar de funcionar tiene YuMe, que también se dedica a todo tipo de productos y tiene un apartado para la moda. Aquí la peculiaridad es que también permite vender sólo a los amigos. Haciendo la prueba, otra vez desde Tarragona, la búsqueda es menos exitosa, hay pocos artículos y muchas son prendas nuevas (en alguna foto se ven hasta 10 leggins en sus bolsas), lo que hace pensar en que se trata de alguien que se aprovecha App para colocar género nuevo. Hay incluso ropa interior (nueva, se supone).

Vibbo (antes Segundamano), otro de los grandes de la compraventa de usados en general (11 millones de usuarios) también tiene un apartado de moda y belleza. Permite discriminar por ubicación. En el caso de Tarragona cuesta ubicarse porque igual hay un vestido de novia, que una mochila o un perfume.

También echamos un vistazo al veterano eBay, pero en el apartado ropa usada cuesta también hacerse una idea de por dónde buscar. Hay sujetador Wonderbra al lado de un jersey ‘subido’, literalmente en un cocina por una vendedora de Reino Unido.

Más específico es Percentil, un portal de compra-venta de ropa de adultos y niños. Al igual que sucede con Chicfy, se lleva comisión variable por cada prenda vendida, aunque en este caso ellos se encargan de subir las prendas a la web y gestionar toda la venta. El vendedor sólo debe seleccionar la ropa que quiere vender, rellenar un albarán de recogida y enviar las prendas a Percentil en una bolsa gratuita específica para ello. El equipo del portal la recibirá y clasificará en función de su estado, marca y características para fijar un precio por la ropa. No aceptan prendas de gama baja. Igual que en Chicfy, aquí los compradores sí que pueden buscar por marca o tipo de prenda.

En resumen, el paseo por las Apps sirve para darse cuenta de que es un mundo interesante y en auge pero que seguramente tiene una gran margen para evolucionar. Es fácil tener la sensación de buscar una aguja en un pajar.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También