Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Montserrat Abelló: Tercera mujer para el club de los ilustres

Con la llegada esta semana del cuadro de Montserrat Abelló al salón de Tarragonins Il·lustres, la ciudad comienza a pagar su deuda con las mujeres relevantes de su historia. Eso sí, la paridad todavía queda lejos

Norián Muñoz

Whatsapp
Un momento de la entrega del cuadro de la escritora Montserrat Abelló esta semana. Foto: Pere Ferré

Un momento de la entrega del cuadro de la escritora Montserrat Abelló esta semana. Foto: Pere Ferré

Que la historia está escrita sobre todo en masculino no es cosa nueva, aunque hay ejemplos más que gráficos, como el edificio del Ayuntamiento de Tarragona. En la fachada, por ejemplo, hay 14 medallones, estatuas y bustos de personajes con nombre y apellido. Todos son hombres. En el propio Salón de Plenos, más retratos de hombres: El Rey, el presidente de la Generalitat...

Donde hace más bien poco sí que han comenzado a cambiar las cosas es en el Saló dels Tarragonins Il·lustres (popularmente conocido como el Saló dels Penjats), donde hasta el año pasado apenas había una mujer, la escritora Josepa Massanés I Dalmau, junto a once hombres.

Justo el año pasado las cosas comenzaron a cambiar y llegó el cuadro de Olga Xirinacs, la única persona viva entre los hijos/as ilustres. La tercera ha llegado esta semana, la también escritora Montserrat Abelló, con un cuadro realizado por Antoni Miró.

Ana Santos, concejal de Políticas de Igualdad, recuerda que la deuda histórica con las mujeres relevantes no es asunto exclusivo de Tarragona, sino «mundial; los hombres han estado en los puestos de poder y han escrito la historia y se han dedicado las estatuas, los cuadros, los libros, los sellos...».

Santos celebra la presencia de estas nuevas mujeres en el grupo de ilustres, porque ambas tienen una obra que trasciende a la ciudad de Tarragona. De momento no se ha encargado ningún retrato más para la galería que, dicho sea de paso, ya no guarda mucho más espacio.

Si se revisan los datos de otros municipios la situación no es mucho mejor que la de Tarragona. En Reus, por ejemplo, hay 3 mujeres entre sus 55 hijos ilustres: Maria Rosa Molas Vallvè, religiosa (1815-1876), Maria Quer Ivern, religiosa (1818-1883)y Rosa Mauri Segura, bailarina(1850-1923). En Valls, en la galería de ciudadanos ilustres formada pos 23 retratos, solo figura el de una mujer, la religiosa Maria Güell Puig (1848-1925). En otros municipios como Cambrils o La Selva del Camp no hay ninguna.

Temas

  • NALTROS

Lea También