Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Para padres arriesgados

19 de marzo. Este año evita las prisas de última hora y sorpréndelo con una aventura por tierra, mar o aire 

Gloria Aznar

Whatsapp
Buggys en Reus Foto: Yumping

Buggys en Reus Foto: Yumping

El próximo lunes 19 de marzo llega el día del padre, una fecha que cambia en el calendario dependiendo del país. Así, en la tradición católica europea se conmemora el día de San José pero si estuviéramos en Estados Unidos tendríamos que esperar hasta el tercer domingo de junio. Cuestión de tradiciones.


Pero la fecha en cuestión puede provocar carreras de última hora hacia las tiendas -ya sea in situ u online- a la caza del regalo ideal. Para evitarlas, nada mejor que prepararlo con vista, incluso, a pasar una jornada en familia. La oferta es diversa y tiene niveles. Es decir, los más valientes pueden disfrutar de un vuelo en parapente o en avioneta y para los más tranquilos y románticos siempre están los spas con todo lo necesario para relajarse.


En la demarcación de Tarragona se pueden encontrar todo tipo de aventuras para los gustos más exquisitos. Sólo es necesario comprar el regalo, que por lo general suele tener vigencia de un año, y dar la sorpresa. Si todavía con esto faltan ideas es posible adquirir un vale y que el propio beneficiario escoja la actividad que más le convenga.


Ahora que viene el buen tiempo, los amantes del agua tienen infinidad de posibilidades, desde barranquismo, piragüismo por el río Ebre, espeleología o rutas combinadas con senderismo y BTT, la mayoría con salida desde Benifallet, donde especialmente para las familias con niños, pueden recorrer un circuito entre árboles con redes, cuerdas, lianas, tirolinas, puentes y plataformas, una descarga de adrenalina que también se puede vivir en Vies Altes, en Porrera o en Jungle Treck, en Tarragona.


La costa tarraconense, a través de empresas online como Yumping, permite desde bautizos de buceo hasta una jornada de pesca a bordo de un barco con o sin patrón, tanto en Cambrils como en L’Ametlla de Mar así como clases de kitesurf, también en Mont-roig del Camp y en Sant Carles de la Ràpita. Es posible alquilar desde las tradicionales motos de agua hasta los paseos más románticos en veleros desde donde contemplar la puesta de sol. 


Para los más arriesgados siempre queda el flyboard, el deporte que está ganando adeptos a pasos agigantados. Con el equipo de flyboarding se vuela como un superhéroe sobre las aguas del Mediterráneo, un viaje que puede ir acompañado de un monitor y dura unos 20 minutos. 
Los más clásicos, que buscan motor, tienen varias opciones como un circuito para motos, conducir un Ferrari, un Ashton Martin o un un Porsche. Los seguidores de las dos ruedas tienen en Móra d’Ebre un circuito donde encontrarán el trazado ideal en el que podrán sentirse por unas horas un auténtico piloto de Moto GP.

Y los que buscan sensaciones más fuertes pueden sobrevolar la costa en avioneta o lanzarse al vacío en parapente, una opción que se propone en Castillejos, con el objetivo de divisar el mar. Además, para fomentar la envidia sana de amigos y compañeros se puede grabar en vídeo. Mientras, en la Terra Alta y el Priorat se propone un vuelo en paramotor biplaza por el interior.


Los buggys son otros de los vehículos que combinan naturaleza y velocidad. En Reus Maxi Buggy dispone de diferentes rutas que atraviesan bosques y montañas aprovechando senderos e incluso cortafuegos para divisar los mejores paisajes. Del mismo modo, en Tivissa Punt 4x4 organiza salidas por los montes de la Ribera d’Ebre, el Priorat, el Baix Ebre y la Terra Alta. Se hacen rutas y se pueden preparar por toda Catalunya, España, Marruecos y Libia. La cultura tampoco falta aunque, eso sí, para descubrir los restos medievales o los romanos de la antigua Tarraco se debe hacer subido en un Segway.

Temas

Comentarios

Lea También