Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros DR. CARLOS SARMIENTO ARDAYA. Cirugía plástica y estética

Ponerse un tatuaje es muy fácil, quitárselo ya no lo es tanto

Whatsapp
El Dr. Carlos Sarmiento Ardaya en una sesión mostrando cómo se quita un tatuaje de una paciente

El Dr. Carlos Sarmiento Ardaya en una sesión mostrando cómo se quita un tatuaje de una paciente

-¿Habéis notado un aumento de visitas?

Cada vez hay más gente que pide este servicio. Antes era una cosa más esporádica pero ahora la gente, lo pide más y por diferentes motivos.

-¿Qué motivos?

Olvidarse del nombre que se han tatuado, porque es feo, porque han cambiado, por el trabajo... El arrepentimiento es el motivo más curioso, el más común es por un cambio de visión de la vida. Son pocos los que se tatúan en su juventud y continúan tatuados toda la vida.

-¿Qué tiene vuestro láser que no tengan otros?

Nosotros tenemos un láser de 74.000 euros. Actualmente aparecen franquicias que no utilizan aparatos buenos. No es que nosotros seamos buenos, es que tenemos el láser bueno. Hay personas que piensan ¿por qué voy a pagar 74.000 euros si puedo comprar uno de 3.000? Luego vieron que no eran tan efectivos y que producían daños. Los láseres dan energía en un momento determinado, así que si tú das cinco disparos en un segundo, en un minuto puedes dar mil. Se ha demostrado que con los láseres chinos, sólo un 10% de los disparos llegaban al tinte, el resto se iban para arriba o quemaban la piel.

-¿Cómo funciona?

El láser es un disparo de luz y no sientes prácticamente nada, todos dicen que les duele menos que haberse tatuado. Lo que hace es que rompe el pigmento de dentro la piel en partículas minúsculas y estas partículas luego son absorbidas por el mismo cuerpo.

-¿Existen efectos secundarios?

Antes la técnica consistía en raspar y después se utilizaron partículas de arena que dañaban la piel. Más tarde pasamos a un láser que iba pelando capa a capa hasta llegar al tinte. El que tenemos atraviesa la piel y llega directamente al tinte, así que no hace daño.

-¿Queda marca?

Si la persona es constante y hace todas las sesiones puede borrarse todo.

-¿Cuántas sesiones se necesitan de media?

Depende de quien lo haya hecho, de los años que hayan pasado, de la tintura, la profundidad, el aparato empleado, del color... Los blancos y crema son muy difíciles de quitar. Lo más normal son una seis sesiones.

-¿Hay descanso entre sesiones?

Sí. Unas 6-8 semanas. En este tiempo el organismo se come las partículas disgregadas y la piel se recupera. Ponerse un tatuaje es muy fácil, quitarlo ya no tanto.

-¿Cuál es el precio por sesión?

Va por tamaño. Encender el láser nos cuesta unos 90 euros y esta es la tarifa mínima pero dependiento del tamaño puede subir a 300.

El número de sesiones depende de quien lo haya hecho, la tintura, el color, el aparato utilizado...

-¿Por qué no recomienda los sitios low cost?

Por la seguridad. Según la Generalitat este láser sólo puede emplearlo un médico y dudo mucho que en estos sitios haya médicos; las autoridades se están columpiando un poco. Han aumentado las denuncias por quemaduras. Si la gente no puede pagárselo que no vaya a estos sitios y que se quede con su tatuaje.

Temas

  • SALUD

Comentarios

Lea También