Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Prades, retorno a principios del siglo XX

En 1929 la puerta de Prades y su fuente formaron parte de la histórica Exposición Internacional de Barcelona. Así era el pueblo entonces

Norian Muñoz

Whatsapp
La exposición puede verse desde hoy en el Moll de Costa. Foto: Lluís Milián

La exposición puede verse desde hoy en el Moll de Costa. Foto: Lluís Milián

En 1929 Barcelona inauguraba la Exposición Internacional, y con ella una etapa clave en la modernización de la ciudad. La idea central de aquella exposición era el Poble Espanyol en la montaña de Montjuïc, un proyecto que pretendía reunir, en un pueblo artificial, distintos tipos de arquitectura popular española.

Para aquel propósito se visitaron 1.600 poblaciones de toda la geografía española. Y en medio de aquel contexto, Prades. Su fuente del siglo XV  y la puerta de entrada fueron reproducidos a escala para la exposición y todavía hoy quienes visitan el parque de Montjuïc pueden verla.

A partir de hoy una muestra, ‘Prades i l’exposició internacional de Barcelona 1929’, que abre sus puertas esta noche en el Tinglado 4 del Moll de Costa, recuerda, a través de fotografías y documentos, cómo era la vida cotidiana del pueblo en aquella época. 

En la muestra, organizada por la Asociación Cultural Els Tamborinos de Prades con apoyo del ayuntamiento y el Port, lo mismo podrá ver la típica foto de los niños de la escuela que la de las mujeres en el lavadero o a un grupo de señores en la terraza de un bar... Y, cómo no, de familias y vecinos posando junto a la fuente.

La visita de Alfonso XIII

Justo el año después de la Exposición Internacional, 1930, otro acontecimiento engalanaba Prades: la visita del rey Alfonso XIII, quien había venido a Tarragona para la inauguración del Moll de Llevant.

En aquella visita, recuerdan los periódicos de la época, se montó un arco de vegetación a la entrada del pueblo con un rótulo en el que podía leerse «Prades a S.S. M.M.».

Las crónicas también reseñan  como los reyes, que acudían en compañía de los infantes, se bajaron a conocer la fuente, «probaron el agua fresca e hicieron elogios de la fuente por su antiguedad y del agua, por su pureza y frescor».
La muestra podrá verse hasta el próximo 22 de octubre.

‘Prades i l‘Exposició Internacional de Barcelona’
Martes a vienes de 17 a 19 h. Domingos 11 a 13 hores
Tinglado 4 Moll de Costa Tarragona

Temas

Comentarios

Lea También