Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quim Carro: 'Los empollones tienen secretos'

Entrevista al autor de la novela gráfica 'Divitos y coleando'
Whatsapp
El tarraconense Quim Carro posa con su último libro , ´Divitos y coleando´, en el Pretori de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El tarraconense Quim Carro posa con su último libro , ´Divitos y coleando´, en el Pretori de Tarragona. Foto: Lluís Milián

- ¿Qué es lo más raro que ha encontrado en un rastro?

- Es cierto que, tal y como aparece en el cómic, me encanta ‘rastrear’. Recuerdo ver una muñeca hinchable que se notaba que había sido muy usada. Supongo que si hay esa oferta es porque hay una demanda (risas).

 

- ¿Qué cosas suele comprar en los mercadillos de segunda mano?

- Normalmente, libros y vinilos. Mi mejor pieza es un cotizado disco de un grupo progresivo de los setenta llamado Pan y regaliz que conseguí por tres euros, ya que el vendedor creía que era de los Regaliz de Buenas noches, señor monstruo.

 

- ¿Qué haría si encontrara una carpeta con garabatos de Alfred Hitchcock, Lady Di o Coco Chanel, como sucede en el libro?

- La compraría hasta con nervios, al poseer unos documentos así. Lo que no haría sería hacerlas pasar como historias mías ni venderlas, tal y como hago en el libro. Sí que seguramente publicaría esos garabatos intentando investigar donde se hicieron, el contexto, cómo llegaron hasta allí...

 

- ¿De quién sería el garabato con más valor?

- De los que aparecen en el libro, creo que la redacción de Buñuel, Lorca y Dalí por ser un trabajo de grupo. Porque menudo grupo, y menudo hallazgo: dibujos y textos inéditos de esos personajes

 

- Usted ‘reproduce’ redacciones escolares. ¿Qué personaje cree que sacaban mejores notas?

- Creo que sería Carlos de Inglaterra, y no porque sea el más inteligente de los personajes, sino porque sería el más metódico y aplicado. Aunque, como se ve en la novela gráfica, hasta los más empollones tienen sus secretillos.

 

- ¿Y los menos aplicados?

- Andrei Chikatilo. Como asesino en serie, creo que sería el que sacaría peor nota en comportamiento.

 

- ¿En qué se inspiró para hacer este libro?

- En mis cómics solían aparecer, como interludio cómico, estos garabatos. Pero como sucede en muchas ocasiones, los secundarios acaban eclipsando al protagonista. Por eso hice el primer Divito, el de Julian Assange, con el que gané el II Concurso del Salón del Cómic Internacional de Navarra. Eso me hizo pensar que podía tener ante mí un formato divertido y, sobre todo, original al que podía sacarle partido. Me planteé hacer esta novela gráfica creando un nexo de unión entre las diferentes historias

 

- ¿Por qué escogió estos personajes y no otros?

- Originalmente eran más personajes, uno por cada letra del abecedario, como si se estuviera pasando lista en la clase. Personajes que destacaran en diferentes campos, música, literatura o cine, y que a mí me interesaran, claro. Pero eso daba para un libro de excesiva longitud, así que me decanté por las historias que ya tenía más desarrolladas o que más me apetecían

 

- Usted también hace algún cameo en el libro.

- Siempre me gusta poner detalles en un segundo plano, que quizá en una primera lectura pasan desapercibidos. Pueden ser un gag o pequeños homenajes a cosas que me gustan y saquen una sonrisa quien también los conozca. Pero en este caso, también muchos son guiños a tanta gente que me ha apoyado y gracias a la que ha sido posible este libro. En cuanto a que yo aparezca, me han llegado a preguntar si yo me encontré en verdad una carpeta así.

 

- Tarragona es protagonista en algunas páginas.

- Me apetecía incluir alguna escena ubicada en escenarios tarraconenses.

 

- Arturo Pérez Reverte ha alabado su libro en las redes sociales. Menuda publicidad.

- Ha sido una sorpresa de lo más agradable. Durante el proceso de edición fui haciendo mini historias de divitos que compartía en las redes sociales, con la suerte de que Pérez Reverte leyó la que él protagonizaba y le gustó. Al publicar él la historia en su cuenta de Twitter, ese cómic fue muy visto y compartido. Tras recibir la felicitación del propio Arturo comenté a la editorial Libros.com la posibilidad de ampliar esa historia e incluirla como un capítulo nuevo y les pareció genial.

 

- ¿Y qué le ha parecido a Pérez Reverte?

- Ya ha leído el libro y lo ha recomendado públicamente, cosa que no puedo más que agradecerle. Pérez Reverte se ha mostrado, además, como una persona encantadora detrás de su imagen de tipo duro.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También