Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Raül Cid: 'Somos vendedores de humo'

Entrevista al líder de la Stromboli Jazz Band
Whatsapp
Raül Cid canta, toca el trombón y el piano, y es el líder de la Stromboli Jazz Band.  Foto: Pere Ferré

Raül Cid canta, toca el trombón y el piano, y es el líder de la Stromboli Jazz Band. Foto: Pere Ferré

- ¿Qué tiene de especial el jazz?

- Es un género que viví ya desde muy pequeño en casa. Muchas veces la gente lo asocia a un local oscuro con música elitista y muy compleja. Amí el que me gusta es el jazz popular, el que nació del pueblo, como el dixieland, el swing... Para mí es una forma de conectar con la gente. De hecho, lo es la música en general. Cada estilo te da un porcentaje de alegría, conexión, ilusión...

- ¿Cómo empezó en esto de la música?

- Tenía seis años. A mi padre le gustaba mucho, y me enseñó a apreciarla. Me llevó al conservatorio.

- ¿Con qué instrumento empezó?

- Con el piano. Antes que trombonista, soy pianista. Y por aquellas circunstancias de la vida empecé a tener más trabajo con el trombón que con el piano...

- ¿Y cuándo cogió el trombón por primera vez?

- Debía tener unos dieciséis años.

- ¿Cómo supo que la música dejaba de ser sólo una afición?

- Conoces a gente que toca en grupos amateurs, entras en este mundo y acabas montando tus propias historias. Con dieciséis o diecisiete años ya tenía el primer grupito. Después vas poniendo en marcha proyectos más serios y profesionales.

- Ahora vive de la música.

- Sobrevivo con la música (ríe).

- El tema está complicado...

- Hay que saber administrarse bien, llamar a las puertas adecuadas... Porque hay mucha competencia desleal. Cualquiera se atreve a hacer cosas y revienta el mercado.

- Lo ponen más difícil.

- Sí, y lo que hay que hacer es crear un buen producto con un sello diferencial. Cuando montamos la banda nos propusimos intentar que la gente nos quisiera a nosotros. No a un grupo cualquiera, sino a la Stromboli Jazz Band. Ante este panorama, intentamos que lo nuestro fuera lo mejor posible.

- ¿Cuál es su sello diferencial?.

- Amí me ha gustado siempre el teatro, el humor, la interacción... Y la gente cuando viene a los conciertos se sorprende. No tocamos sólo una canción tras otra. Sino que hacemos un poco de show, explicamos chistes.... Los conciertos aportan espontaneidad. Al margen de la calidad musical, el espectáculo es más completo. Queremos romper la cuarta pared y que la gente forme parte de la actuación.

- ¿Qué ha cambiado desde que se dieron a conocer en 2012?.

- La experiencia, el buen feedback con la gente y que cada vez tenemos más seguridad. Somos vendedores de humo. Podemos explicar nuestro producto, pero hasta que no vienes a vernos no sabes lo que hay exactamente, por mucho que hayas visto un vídeo. Cuando empieza a llamar gente por iniciativa propia, sabes que vas bien.

- No habrá sido fácil.

- Hemos picado mucha piedra, hemos tocado 60 o 70 temas distintos y hace dos meses superamos las 200 actuaciones. Nadie nos ha regalado nada, nos lo hemos currado.

- Han participado en festivales de todo tipo.

- Desde un inicio quisimos ser versátiles. Podemos actuar en la calle, en un teatro, en una fiesta privada, en la inauguración de un establecimiento, en una boda o en una Comunión. Queríamos que la gente pudiera tener acceso al tipo de cultura que pretendemos transmitir.

- La calle es un escenario difícil...

- En el teatro, el público sabe lo que va a ver. Paga por una actuación. En cambio, en la calle, hay mucha gente que viene de casualidad. Tienes que preparar el espectáculo para llegar a todos los públicos. Cada escenario es un reto personal.

- ¿Mantienen la misma ilusión del primer día?

- Sí. Tocamos porque nos gusta y podemos sobrevivir con ello. Hay meses mejores y peores, aunque nosotros trabajamos todo el año. No somos un producto de temporada.

- ¿Para cuándo un segundo disco?

- El primero funcionó muy bien y mucha gente nos anima a preparar el segundo. No descartamos ponernos a ello de cara al año que viene. De momento preparamos el final del verano. Queremos seguir haciendo buenos espectáculos, mantener buen nivel musical y llegar a cada vez más gente.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También