Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Río Ebre, emblema de la navegación

Un paseo turístico en barco junto a castillos y naturaleza o una jornada de aventura practicando kayak sobre sus aguas

Sonia Fenoy García

Whatsapp
Uno de los itinerarios ,que realizan algunos barcos de la región, en el que los pasajeros podrán pasar por el lado del castell de Miravet y contemplarlo.

Uno de los itinerarios ,que realizan algunos barcos de la región, en el que los pasajeros podrán pasar por el lado del castell de Miravet y contemplarlo.

Les Terres de l’Ebre ofrecen una amplia gama de actividades que hacer durante este verano. Sus paisajes tan variados y paradisíacos permiten a turistas y paisanos poder practicar cualquier tipo de deporte en sus tierras. También quienes los prefieran tendrán la oportunidad de relajarse surcando las aguas sobre una embarcación mientras disfrutan de cada rincón de este paraje natural declarado reserva de la biosfera.

Con un río como el Ebre, está claro que no puede faltar en la zona movimientos en los que la navegación fluvial juegue un papel clave. No cabe duda de que les Terres de l’Ebre está poniendo todo su empeño para  darse a conocer en el ámbito acuático en el conjunto de Catalunya, y atraer de esa forma más turismo hasta sus páramos. 

Diferentes maneras de pasar el rato en un lugar donde la naturaleza se impone a la acción humana. Se puede practicar piragua en el río, realizar cruceros, ir en barcos a motor, desplazarse en embarcaciones residencia,  y hacer itinerarios muy variados por sus aguas.

Los diferentes municipios han construido embarcaciones que reproducen la estructura de los tradicionales laudes y ofrecen agradables paseos fluviales. Los laudes, hechos de madera destinados a la carga y el transporte de mercaderías, navegan el río haciéndonos retroceder en la historia de la náutica. 

En Ascó estas naves, concretamente ‘Lo Roget’ ofrece a los turistas la posibilidad de vivir una experiencia a bordo de un elegante navío clásico. Muchas veces estos itinerarios se combinan con degustaciones como sucede en el caso de los barcos restaurante. Estos permiten deleitarse  con los aromas y paisajes del mar, mientras simultáneamente sus pasajeros de a bordo degustan distintos platos de comida. 

El centro del comercio de los pueblos de la Ribera d’Ebre ha estado desde siempre la navegación fluvial. Por ello, actualmente se pueden recorrer los más de 125 kilómetros de río que hay entre Asco y Amposta.

Uno de los tramos en piragua más admirables es el que va desde Miravet a Benifallet, sobre todo por la fachada fluvial del pueblo de Miravet, que es un auténtico espectáculo.  Hay hasta 13 distintas rutas fluviales que se pueden llevar a cabo, una de ellas lleva hasta la mismísima desembocadura del río Ebre.  Los viajes más largos que se realizan, se extienden durante prácticamente tres horas de trayecto, como pasa con la ruta de la Carrova, o la de les Cinc illes. Hay que tener presente que todas ellas superan la hora de viaje, por lo que las personas que se mareen con facilidad no sería recomendable que hiciesen piragüismo.

EnBlau es una de las empresas que pone al frente a guías expertos que llevan a distintos grupos de aventureros, ya sean extranjeros o residentes, por diferentes zonas del río con piragua.   Guiados en todo momento por conocedores de la zona pueden hacer senderismo fotográfico, y también  birdwatching u observación de aves mientras practica la actividad.  

Quienes han ido de vacaciones y optan por la tranquilidad de navegar sin esfuerzo, escogen la idea del crucero. Bahía Mar grup, es una de las naves que acompañada en todo momento por el  vuelo de las golondrinas llega hasta el chiringuito de la costa, en medio del mar, justo en la Banya del Delta de l’Ebre, allí es donde hace su parada.   

A parte hay recorridos en barcos, fluviales y marítimos, con embarcaciones a Deltebre, a Sant Carles de la Ràpita y a Ampolla- Ametlla. En Sant Carles de la Ràpita se pueden observar los viveros de mejillones con rutas por la Badia dels Alfacs. En el recorrido de Ampolla-Ametlla, se hacen excursiones en barca con visión submarina por el golfo de Sant Jordi,sobre todo durante primavera y verano. 

Las naves a motor se pueden alquilar por medio de diferentes empresas de deportes de aventura, de esa forma los viajeros pueden navegar cómodamente sin la necesidad de remar como sucede en el caso del kayak.  Se puede acceder a tramos largos del río y descubrir algunos rincones de acceso más complicado, además de islas que van apareciendo a lo largo del tramo catalán del Ebre. 

¿A quién no le gusta el mar como para pasar una temporadita en él? Sin duda una de las experiencias más intensas y gratificantes son  los navíos de residencia que el Ebre ofrece a sus turistas. En función de la temporada del año y el tipo de embarcación escogida el precio varía. Se pueden pasar unos días o bien una semana a bordo sin la necesidad de tener el título de patrón de embarcación. Con capacidad para 8 personas, con cocina, camas y baños, es como estar en casa, solo que con una sustancial diferencia que estás en constante movimiento surcando las pequeñas olas del río Ebre.  

Temas

Comentarios

Lea También