Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se filtran la mayor parte de detalles del nuevo Galaxy S8 de Samsung

Buque insignia de los coreanos, que esta semana han cerrado la crisis del Note 7

EFE

Whatsapp
Se filtran la mayor parte de detalles del nuevo Galaxy S8 de Samsung

Se filtran la mayor parte de detalles del nuevo Galaxy S8 de Samsung

Este curso es clave para Samsung. Después de dos años de viento a favor con el Galaxy S6 y el Galaxy S7, la crisis de los explosivos Note 7 -que obligó a la marca asiática a retirar el modelo del mercado- sacó de la noche a la mañana al fabricante coreano de la posición de confort que le había proporcionado sus éxitos más recientes. Por eso todos los ojos se fijan en el Samsung Galaxy S8 que verá la luz este trimestre. A diferencia de los tres últimos años, la factoría no desvelará su nuevo buque insignia en el Mobile World Congress de Barcelona de febrero sino que hará un evento independiente a finales de marzo. El S8 se dejará ver, concretamente, el 28 de marzo en Nueva York. Llegará al mercado, según las informaciones recientes, el 21 de abril. Como viene siendo tradición en las últimas temporadas, ofrecerá al consumidor dos versiones: uno de 5,8 pulgadas y uno de 6,2, lo que será un aumento muy notable frente a la actual gama Galaxy S7. La pantalla será QHD Super Amoled y en lugar de una proporción de 16:9, contará con 18,5:9. El lector de huella vendrá en la zona trasera y contará con 4GB de RAM y 64 'gigas' de memoria interna. La batería no será especialmente exagerada sobre el papel: 3.000 mAh y 3.500 mAh, respectivamente. Sin embargo, Samsung -siempre según las filtraciones de Evleaks- parece haber trabajado el apartado del rendimiento, mejorándolo hasta en un 20% frente a su predecesor. Precisamente, las baterías fueron los problemas del Note 7. Y es que Samsung, que ha querido seguir siendo transparente con este asunto, ha hecho público esta semana los resultados de las investigaciones independientes que facilitó tras la crisis de los teléfonos quemados (solo 336 unidades en 3,6 millones de unidas distribuidas). La sentencia fue que algunas de las baterías de ion-litio estudiadas registraron cortocircuitos internos y que algunas carecían además de membranas de aislamiento por errores en el proceso de fabricación.

 

Temas

  • NALTROS

Lea También